NACIMIENTO DE LA FONOLOGÍA COMO DISCIPLINA INDEPENDIENTE DE LA FONÉTICA

El fonólogo Bartolo García nos afirma que la fonología es una disciplina lingüística que al igual que la fonética se interesa por el estudio de los elementos sonoros del lenguaje humano. Esta disciplina se interesa por el análisis riguroso de los elementos fónicos funcionales de la lengua, es decir, de aquellas características fónicas que al oponerse a otras determinan diferencias de significados entre términos, expresiones y enunciados. La fonología opera en el orden vertical, es decir, con los elementos fónicos paradigmáticos vinculados a la lengua. No se interesa por el estudio de las condiciones materiales en que se producen los sonidos lingüísticos, que es el campo reservado para la fonética, sino con aquellos elementos fónicos contenidos en cada sonido lingüístico que en determinada condiciones de pronunciación o uso tienen capacidad para establecer diferencias semánticas. En esta historia sobre el nacimiento de la fonología, la fonología Amalia Jiménez considera tres etapas importante que son: 1ero Antecedentes (siglo XIX), 2do Fonética Clásica o Prefonologica (siglo XIX hasta XX), 3ra Fonética Moderna o Acústica y fonológica (Siglo XX). La primera es considera precientifica, las otras dos son científicas, debido a que las ciencias que estudian el nivel fónico tienen métodos propios y objeto de estudio definido. La primera etapa se extiende desde la antigüedad hasta el siglo XIX. Esta etapa se considera precientifica porque no existen métodos propios ni está definido su objeto de estudio; en ella los fenómenos sonoros se analizan para aclara problemas filosóficos, religiosos y gramaticales. Predominó el enfoque idealista y la concepción magina del lenguaje. Los estudios que realizaban eran atomísticos, el interés que se realizaba del estudio era la lengua escrita, con descuido de la lengua oral. Se confunden los sonidos con las letras. En la segunda etapa, tenemos fonética clásica o prefonológica que se extiende desde el siglo XIX hasta los primeros años del siglo XX, se caracteriza por estudiar el aspecto articulatorio del habla; el método más utilizado es el sincrónico, articulatorio. Se considera científica porque es en ésta etapa donde se determinan los sonidos del lenguaje como objetivo de estudio y surgen métodos de descripción sincrónico-articulatorio, se inaugura una nueva ciencia que se denomina fonética. Tal etapa se inicia con el trabajo de los neogramáticos, grupos de lingüistas. En la tercera etapa: Fonética moderna o acústica y fonología. Esta comprende el siglo XX hasta nuestros días. Se caracteriza fundamentalmente por el análisis del aspecto acústico del lenguaje, el uso de instrumentos electrónicos y el surgimiento de una nueva ciencia: Fonología. La fonética moderna o acústica es llamada también experimental o instrumental; por los métodos e instrumentos que se utiliza. El desarrollo considerable de la fonética experimental o instrumental moderna fue una consecuencia del nivel logrado en los estudios fonéticos anteriores. Entre otros aportes que impulsaron la evolución de la fonética moderna o acústica, el teorema del matemático francés Jean Baptiste. Un paso muy importante en el análisis acústico se alcanzó con la invención del espectrómetro o espectrógrafo, aparato electrónico que permite descomponer la onda, compleja del sonido en sus armónicos principales.
FONOLOGÍA SINCRÓNICA
El fonólogo Emilio Alarcos no presenta la fonología sincrónica como oposición fonológica, la distinción o diferencia presupone el contraste. No se distingue una de otra, si no están opuestas entre sí, una cualidad fónica tendrá función distintas cuando se ponga a otra cualidad fónica; es cuando ambas formen una oposición fónica. Las diferencia fónica en una lengua permiten distinguir las significaciones son oposiciones fonológicas, distintas o relevantes. Las que no permiten esta distinción fonológicamente son irrelevantes o no pertinentes. La oposición r/rr es distintivas, nos permite distinguir la significación de ciertas palabras: Moro/ Morro; la oposición de [S] apical a [Ș]dental no es distintiva, esta no permite distinguir ninguna pareja de palabra, siendo indiferente el empleo de una u otra para la sindicación [ása]-[ása] son complejo fónicos que no están asociados con significaciones diferentes. Las propiedades distintas opuestas pueden ir combinadas con otras dos resultan redundantes, en ciertas circunstancias desaparece la oposición de la primeras, quedan como distintivas la segunda. En cada uno de los primeros miembros de una oposición distinta es una unidad distintiva, diferencial o fonológica que puede tener mayor o menor extensión: en las palabras moza/ muro, las unidades diferenciales son- oza y uro, en moza/muro las diferenciales son- za y ro, en moza/mozo las unidades diferenciales se reducen a –a y -o. estas dos unidades están compuesta de varios elementos fónicos. Los fonemas no se corresponden con cada complejo fónico. Un mismo complejo fónico puede formar parte de una oposición distintiva o de una indistintiva, la oposición [b] oclusiva y [b] fricativa no es diferencial pero en la oposición de ambos sonidos frente al sonido [p] es distinta vaso/paso; cebo/ cepo. Ocurre que cada sonido, aunque contenga varias propiedades articulatorias acústicas, no se distingue de los demás sonidos en virtud de todas esas propiedades, sino a algunas de ellas; el sonido [p] se distingue de [b-b] porque el primero articula, se articula vibración de las cuerdas vocales. Los sonidos forman oposiciones distintas, en virtud de sus propiedades validas fonológicamente diferentes. El fonema se puede definirse como el conjunta de las propiedades fonológicamente relevantes de un complejo fónico. Llamamos rasgos pertinentes relevantes, validos o distintivo a todas característica fónicas, susceptible de diferenciar por sí sola el significado de una palabra. Los sonidos concretos del habla contienen características fonológicamente relevantes otras que no tienen valor diferencial. Los sonidos no deben ser considerados como fonema, sino como realizaciones o manifestaciones de los fonemas cuyos rasgos diferenciales contienen. Cada sonido presenta los rasgos pertinente del fonema que es realización. Un mismo fonema puede ser realizado por diversos sonidos, con que éstos contengan los mismos rasgos diferenciales. Los rasgos pertinente del fonema /g/ son velar, sonora, oral, el modo de articulación con el posdorso del la lengua aplicada aproximado al velo del paladar- no es pertinente. La conmutación consiste en sustituir un trozo fónico de un significante por otro trozo existente en la misma lengua. La conmutación nos permite saber si una variante, si un sonido, tiene valor distinto, valor de fonema. En la clasificación de las oposiciones fonológicas, los fonemas no son definibles sino en relación con la estructura y ordenación determinada del sistema que pertenecen. Toda oposición presupone no solo de las propiedades mediante las cuales se distinguen sus miembros, sino también las propiedades que son comunes a los dos miembros que constituyen la “base de la comparación”. En un sistema de operación pueden encontrarse dos tipos que son: oposiciones bilaterales y multilaterales. Las oposiciones pueden ser también proporcionales y aislada, según el papel que los rasgos diferenciales de sus miembros desempeñen el sistema. Las operaciones proporcional son los que forman dos fonemas cuya relación es idéntica a la otra u otras oposiciones.
EL SONIDO
La unidad básica de la fonética es el sonido. El sonido o fono es la unidad fónica minina en que puede segmentarse el habla. Los fonos o sonidos son unidades materiales, concretas, se manifiestan como fenómenos físicos y fisiológicos, constituyen la corriente u onda sonora producida por la vibración de determinados órganos del hombre. Estas pueden ser percibidas por los oídos o registrada por otros medios, son realizadas por los movimientos de ciertos órganos en momento de hablar. Estos fonos o sonidos del habla varían en cada individuo a factores de tipo anatomofisiologico, cada persona presenta diferencias en la forma, tamaño y constitución del sonido articulado y los sonidos que estos producen son distintos. Es fácil reconocer la característica individual de las personas en su realización fónica. La vocal [e] cuando la articule un niño, una mujer o un hombre, el sonido varia en la realización de un mismo individuo, según en el momento en que se encuentre. Cuando se expresa que los sonidos o fonos de una lengua son ilimitados en número, nos referimos a las diferencias individuales, contextuales. Un sonido estricto, el mismo individuo no es capaz de articular o producir dos veces, exactamente, el mismo sonido.
EL FONEMA
Según el fonólogo Bartolo García nos da a conocer sobre el fonema, afirmando que: Se trata de una unidad minina no susceptible de segmentación menor, que se realiza en forma simultánea en un complejo fónico que tiene capacidad para establecer diferencia de significada. Es una unidad abstracta, vinculada al sistema. Está constituida por el conjunto de rasgos fónicos que resulta relevante al relacionar un conjunto fónico con otros. Si tomamos como consonantes los elementos /b/ y /p/ se determina que se trata de dos complejos fónicos en los que cada caso interviene un conjunto de rasgos o características fónicas. La consonante /b/ es bilabial oral oclusiva y sonora. La consonante /p/, es también bilabial, oral, oclusiva a diferencia de /b/, es sorda. En análisis el conjunto de rasgos que constituyen cada complejo, se determina el carácter sonoro presente en /b/ en oposición al sordo prevaleciente en /p/. Son las diferentes fónicas relevantes en virtud de las cuales ambos complejos fónicos se definen como fonema. Como consecuencia de estas diferencias fónica es posible establecer diferencia de significados en palabras como: “barra” y “parra” “bata y pata”. Mientras la fonóloga Amalia Jiménez reconoce que las características fundamentales del fonema son las siguientes: Poseen carácter abstracto: resultan la forma del significante; constituyen modelos ideales a disposición de los hablantes, están constituidos en las realizaciones; existen en número limitado; un cambio de fonema implica un cambio de significado: poseen función distintiva; son unidades mínimas; no pueden ser segmentadas en unidades menores; estructuran el significante de los signos lingüísticos; poseen función constitutiva. Cada fonema se define y delimita por sus relaciones con los demás del sistema. El análisis fonológico posibilita distinguir los rasgos que son fonológicamente pertinentes o distintivos.
RASGOS PERTINENTES
En esta parte dice Amalia Jiménez que los fonólogo deben describir cuales son las diferencias sonoras que sirven en una lengua dada para distinguir los significados, los que son funcionales, distintivos o pertinentes. El fonema resulta en conjunto de rasgos pertinente se determina por su solidaridad e interdependencia con los demás fonemas del sistema. Se establece una jerarquía en la cual los rasgos que definen cada elemento toman sentido y valor lingüístico por su relación recíproca con los demás elementos del sistema. Estos rasgos el fonema asegura su función distintiva. Según el principio de la función distintiva del fonema, cada cambio o conmutación implica un cambio de significado en la palabra. Todo fonólogo debe comprobar la existencia de estas unidades mediante el principio de la función distintiva, vemos: Pòka Pòka Pòka Poca bòka pèka pòda pòko
Los cambios de estos elementos han producidos cambios de significación, cada unos de los elementos tienen función distinta o pertinente, son unidades de la lengua. Los fonemas son unidades sin significado, pero su cambio produce la variación del significante, consecuente del significado del signo lingüístico. El rasgo pertinente o distintivos es el rasgo que por sí solo diferencia el significado de una palabra y distingue a un fonema de otro por el cual se con conmuta. Los hablantes identifican los fonemas y no los rasgos aislado. Los rasgos que componen los fonemas solo pueden ser analizado en estudios fonológicos, son los que producen las diferencias, entre los elementos del sistema, como en las palabras que ellos diferencian. Según el fonólogo Emilio Alarcos nos presenta este tema. En una oposición fonológica consiste que hoy una diferencia fónica entre los elementos opuestos. Para ello es necesario operar con conceptos acústicos y articulatorios. La única manifestación concreta de los fonemas son los sonidos. Algunos autores buscan mayor precisión, prefieren los términos usuales en el estudio de las propiedades físicas del sonido. El espectrógrafo y aparatos análogos dan a conocer la imagen de los sonidos que se analizan en tres dimensiones del tiempo que son: duración, intensidad y espectrograma. Se caracterizan por dos bandas o zonas de frecuencia en que sus componentes vibran con mayor intensidad. Son los llamados formantes. Estos son claramente precisables en las vocales y consonantes como las liquidas y las nasales. Dentro de los rasgos distintivos se distinguen en primer lugar las propiedades inherentes y las propiedades prosódicas. En los inherentes aparecen en el decurso lingüístico en forma de secuencia. Los rasgos prosódicos aparecen como súper puestos a los primeros, solo se define por referencia a la secuencia del decurso. La combinación simultánea de varios rasgos inherentes constituyen un segmento mínimo de la cadena hablada. Un rasgo prosódico, aunque esté combinado con un fonema, tiene valor distintivo. El Rasgo Pertinente o distintivo de las vocales es el rasgo vocálico, que se define como posibilidad de formar núcleo silábico o ser por si misma silaba o palabra. Desde el punto de vista acústico, el rasgo vocálico se manifiesta en el espectrograma como estructura formatica bien definida. El rasgo pertinente principal (vocálico) se añaden otros dos que son: el grado de abertura o densidad, y el timbre. El grado de abertura es uno de los rasgos que se combina con el vocálico. Depende de la altura de la lengua en relación con el paladar. Al grado de abertura se le llama densidad; se distinguen los fonemas abiertos/cerrado, rasgos que desde el punto de vista acústico se denomina denso/difuso. El español reconoce tres grados de abertura o densidad en las vocales, en la medida en que la abertura es mayor, el primer formante (f1) se encuentra en una frecuencia. El timbre es otro rasgo pertinente que se combina con el rasgo vocálico. Este depende de la posición de la lengua hacia adelante o hacia atrás en la cavidad bucal, por el timbre, los fonemas vocálicos pueden ser, desde el punto de vista articulatorio, anterior/posterior, atendiendo al aspecto acústico, grave/agudo. El español tiene tres grados de timbre que son: Graves (acústicamente) /u/ f2 a 700 cps (menor frecuencia f2) Posterior (articulatoriamente) /o/ f2 a1000 cps; Medio o Neutro (acústicamente) /a/ f2 a 1500 cps(frecuencia media del f2); Central (articulatorio) Agudo (artísticamente) /e/ f2 a 1800 cps (mayor frecuencia f2): Anterior (articulatoriamente) /i/ f2 2000 cps. FONOLOGIA DIACRÓNICA: El fonólogo Emilio Alarcos; inicia este tema con una introducción histórica de la fonética que estudiaba la evolución de los sonidos como elementos aislado y desprovisto de sentido. Tema en cuenta la influencia sobre un sonido dado podrían ejercer los sonidos vecinos en la cadena hablada. La necesidad de una fonología diacrónica fue postulada en el congreso de lingüística de La Haya, en 1928, por Jakobson, Karcersky y Trubetzkoy. Estos señalaron que los cambios fonéticos debían ser considerados en función del sistema fonológico que los experimentaba en su relación con la finalidad con que se habían producidos. La fonología diacrónica estudiará los cambios de función de los elementos fónicos significativos (fonemas, prosodemas). En la fonología diacrónica hay diferente factores que son: factores de los cambios. La fonética histórica explicaba el origen de las modificaciones fónicas por diversas causas. Factor Externo En este no todos los cambios fónicos producidos en el habla conllevan una transformación fonológica, todos ellos atenta contra el sistema de la lengua en que se producen. Los factores internos son siempre reacciones tendentes al restablecimiento del equilibrio del sistema. Dentro de los factores externos, se distingue dos tipos: los inherentes a la naturaleza del hombre, usufructuario del lenguaje. Los independientes condicionados por el ambiente material o cultural. Factores Internos Es esencial en las mudanzas fonológicas que es la exigencia de mantener inconfundida las distinciones fonemáticas. Esto se consigue deteniendo las modificaciones que apuntaban el habla y el sistema. En cuanto la fonóloga Amalia Jiménez trata este tema está relacionado un poco con el fonólogo Emilio Alarco, ya que este lo trata con más hechos históricos. La Fonología Diacrónica es la rama de la fonología que estudia los fenómenos sonoros de la lengua considerando su evolución en el tiempo y la repercusión de dichos cambios en el sistema. Para realizar un estudio diacrónico, se debe partir de los datos que proporcionan el análisis diacrónico, después de realizarlos hay que tener en cuenta los datos análisis sincrónico posterior, esto demuestra la interdependencia que existe entre ambos. Por cuanto se trata de dos métodos, dos puntos de vista al analizan un mismo fenómeno. De ahí la interrelación dialéctica que se da entre fonética y fonología sincrónica y diacrónica. En nuestra la lengua constituyen un modelo abstracto e ideal a disposición de los hablantes que la utilizan de acuerdo a sus necesidades, a través de los hechos concretos del habla. Esta no es uniforme, sino que varía según distintos factores o causas que son externos o internos. En los factores Externos; La lengua está sometida a influencias de carácter geográfico, cultural, social y psicológico. En los factores Internos; La lengua se halla sujeta a factores internos. Entre los cuales están los siguientes: Ley del menor esfuerzo. Esta busca la economía, el rendimiento del sistema con un mínimo gasto de energía, tanto en la articulación, como en la percepción auditiva del lenguaje. A ella obedecen los alófonos, en los cuales el movimiento articulatorio de un sonido se utiliza para realizar el sonido: [Kónga] por conga, [Kónga] por canto. Ley de la analogía. Esta ley trata de unificar el sistema, por irritación de formas ya existentes, igualando los elementos aislados. En la presión paradigmática del sistema esta repercute en todo el sistema del cual forma parte, sino que tiene una finalidad determinada e implica ajuste en toda relación del sistema. OPOSICIONES FONOLÓGICAS Amalia Jiménez nos da a conocer sobre las oposiciones fonológicas que implica una identidad y una diferencia, las oposiciones permiten agrupar los fonemas según sus similitudes y diferencias. Clasificación de las oposiciones fonológicas del español Según la base ce comparación o rasgos pertinentes pasivos. De acuerdo con su relación con el sistema {█(Proporcionales@aisladas )┤ Atendiendo a la relación de los miembros entre sí. {█(Privativas@graduales@equipolentes)┤ Conforme a la amplitud de la validez de sus {█(Constantes@Neutralizables)┤ Rasgos Pertinentes. Según la base ce comparación o rasgos pertinentes pasivos, si se toma en cuenta la base de comparación o rasgos pertinente pasivos en el sistema, se encuentra dos tipos de oposiciones son: bilaterales y multilaterales. Bilaterales, son aquellas cuya base de comparación es propia, exclusivamente, de los dos miembros de la oposición. Multilaterales, la base de comparación aparece en otro fonemas del sistema. Según los rasgos pertinentes activos. En este caso se clasifican tres grupos de operaciones fonológicas. De acuerdo con los rasgos pertinentes activos en relaciones con el sistema, tendremos las operaciones proporcionales y aisladas. Las oposiciones proporcionales. Los rasgos pertinentes activos diferencian a otras oposiciones de los sistemas. Ejemplo t/d. los distintivos que diferencian t/d, sordo/sonoro, se presentan en otras oposiciones del sistema: p/b, k/g. Las oposiciones aisladas, los rasgos pertinentes activos se encuentran diferenciando estos dos fonemas y no diferencian ninguno otro del sistema. Ejemplo r/r. Podemos destacar que los fonemas neutralizables existen en el sistema como formas diferentes aunque sus rasgos son pertinentes activos en ciertas posiciones, en otras no. Ejemplo, los mismo fonemas r/r pierden la validez de sus rasgos en posicione intervocálica: Káro/Karó, Móro/Móro, en otras oposiciones, ambos fonemas se comportan como semejante y su rasgos pertinentes no funcionan entre sí. No todos los fonemas pueden ser neutralizables, se neutralizan aquellos que tienen gran similitud entre sí, especialmente los que entran en oposiciones bilaterales y aisladas, al mismo tiempo. El fenómeno de neutralización se produce cuando dos o más fonemas dejan de oponerse entre sí y quedan opuestas a los demás fonemas del sistema por su base de comparación o rasgos comunes. En esta forma /m/ /n/ / ɲ/ se oponen como fonemas del español cuando van seguidos de vocal o son fonemas iníciales de sílaba o palabra o si están en posición silábica explosiva prenuclear. Ejemplo: Muébo/ Nuébo, ámo/ áɲo, sonár/ sóɲar. Estos mismos fonemas se neutralizan en posición silábica posnuclear implosiva: [ún áro] [úɲ,ciko] [úm béso] Los rasgos inherentes a estos tres fonemas nasales son los siguientes: /n/ consonante, nasal, sonora, linguoalveolar; /ɲ/ consonante, nasal, sonora, linguopalatal; /m/ consonante, nasal, sonora, bilabial. Según el fonólogo Zarko Muljacic dice que algunos de los manuales modernos mencionan muy rara vez los tres grupos y subgrupos de oposición, estos grupos son indispensable en la oposición. Aunque haya cambiado el panorama los binarista no se valgan de los antiguos términos, éstos siguen teniendo valor histórico. Tomando como base la relación con todo el sistema de las oposiciones hay dos subgrupos que tienen cada uno dos tipos de oposiciones: Bilaterales, multilaterales, proporcionales, y aislada. Tomando como base la relación de los miembros de la oposición entre sí, hay tres tipos de oposiciones: Privativas, graduales y equipolentes. En lo que atañe al alcance de su poder distintivo, las oposiciones se dividen en: Oposiciones neutralizables, oposiciones constantes. Las oposiciones multilaterales se dividen en dos subtipos: homogéneas y heterogenias. Este comprende oposiciones lineales y no lineales. LAS CORRELACIONES Amalia Jiménez dice como vemos que se integran las oposiciones fonológicas en agrupaciones mayores, llamados correlaciones. Cuando se afirma que las operaciones fonológicas pueden ser agrupadas por similitudes y sus diferencias, según su base de comparación o rasgos pertinentes pasivos y pertinentes activos, se alude a una economía del sistema fonológico. Este logra un mayor rendimiento de la lengua, ya que el oído humano puede diferenciar mejor los distintos rasgos fónicos. También permite aprovechar el mismo rasgo para diferenciar distintos elementos fónicos. Ejemplo: los rasgos sordo/sonoro, oral /nasal, oclusivo/fricativo; diferencian gran cantidad de sonidos españoles. El principio de economía, las oposiciones se integran en agrupaciones mayores a la que llamamos correlaciones. Para que estas oposiciones puedan ser agrupadas, es necesario que posean un alto grado de semejanza o cohesión. Estas oposiciones cohesionadas constituyen el centro de gravedad de todo sistema fonológico. Por ejemplo, en español, los fonemas p/b, t/d, k/g constituyen oposiciones muy cohesionadas como podemos apreciar a continuación: /p/ consonante, no líquida, oral, difusa, grave, interrupta, sorda (labial) (oclusiva) /b/ consonante, no líquida, oral, difusa, grave, interrupta, sonora; (labial) (oclusiva) /t/ consonante, no líquida, oral, difusa, aguda, interrupta, sorda (dental) (oclusiva) /d/ consonante, no líquida, oral, difusa, aguda, interrupta, sonora; (dental) (oclusiva) /k/ consonante, no líquida, oral, difusa, grave, interrupta, sorda; (velar) (oclusiva) /g/ consonante, no líquida, oral, difusa, grave, interrupta, sorda (velar) (oclusiva). Correlación: es el conjunto de parejas correlativas que se diferencian por un mismo rasgo pertinente activo o marca de correlación. Las oposiciones p/b, t/d, k/g son parejas correlativas diferenciadas por el mismo rasgos de sonoridad o marca de correlación y que constituyen la correlación de sonoridad. Para que una pareja correlativa pertenezca a una misma correlación, debe poseer la misma marca de correlación que las demás parejas correlativas que la integran. Por ejemplo, existe en español otra correlación importante: la de continuidad; en ella la marca es la continuidad (fricación) y las parejas correlativas se oponen como interrupto/continuo en estos rasgos pertinentes activos. Las parejas correlativas que constituyen esta correlación, son: p/f t/Ө, c/s, k/x; si analizamos sus rasgos, tendremos el siguiente resultado: /p/ consonante, no liquida, oral, difusa, grave, sorda, interrupta (labial) (oclusiva) /f/ consonante, no liquida, oral, difusa, grave, sorda, continua (labial) (fricativa) /t/ consonante, no liquida, oral, difusa, aguda, sorda, interrupta (dental) (oclusiva) /Ө / consonante, no liquida, oral, difusa, aguda, sorda, interrupta (dental) (fricativa) /c/ consonante, no liquida, oral, densa, aguda, sorda, interrupta (palatal) (oclusiva) /s/ consonante, no liquida, oral, densa, aguda, sorda, continua (palatal) (fricativa) /k/ consonante, no liquida, oral, densa, grave, sorda, interrupta (velar) (oclusiva) /x/ consonante, no liquida, oral, densa, grave, sorda, interrupta (velar) (fricativa) LOS PROSODEMAS DEL ESPAÑOL La fonóloga Amalia Jiménez nos trata este tema que debemos estudiar, ya que nos ayudará a fortalecer en nuestra lengua. Los rasgos distintivos o pertinentes se dividen en inherentes y prosódicos. Los inherentes estructuran los fonemas, mientras que los prosódicos se caracterizan a las unidades suprasegmentales que es el prosodema. El prosodema es la unidad prosódica minina de la lengua, diferenciada por el rasgo prosódico. Ejemplo; en las palabras caso /casò la diferencia de significado se produce por el cambio de lugar del rasgos pertinente prosódico, que depende de la sílaba en que recae el acento. Ambas tienen la posibilidad de llevar el rasgo prosódico. En español, un prosodema está constituido por una silaba fonológica o base y un rasgo prosódico o exponente, llamado acento. Al acento se le llama también exponente y se superpone a la silaba fonológica en el prosodema. En español hay dos tipos de acentos, según su calidad acústica: Acento de intensidad, caracteriza la entonación se caracteriza por el cambio de tono en la silaba final de la frase u oración fonológicamente, es distintivo o pertinente el tonema final ascendente que caracteriza la pregunta o interrogación. El tonema descendente indica el final de la enunciativa. La entonación de diferencia de los demás prosodemas en que su rasgo pertinente indica cierta significación. Ejemplo: ¿Estudió? Tonema Ascendente Estudió: Tonema descendiente Mientras en fonólogo Emilio Alarcos trata los prosodemas del español de las siguientes formas, nos da a entender que estos dos fonólogos lo ven en algunas formas distintas. La propiedad prosódica relevante del español es el acento, que es realizado mediante un esfuerzo de la intensidad espiratoria en un solo lugar dentro de la palabra. Cuando existe una cima de intensidad de un acento culminativo separan los elementos fonemáticos de la palabra se dividen en dos grupos: fonemas intensivos y fonemas normales. Las partes de los complejos fónicos que reciben el refuerzo intensivo coinciden con los límites fonéticos de la silaba. Las silabas fonológicas en español es el conjunto de fonemas que en un acento, ser realizado con esfuerzo de intensidad espiratoria. La silaba es el prosodema del español, es la unidad mínima fonética susceptible de recibir un acento. La parte de la silaba en que se realiza el acento es el núcleo o soporte silábico. Los prosodemas del español se distinguen por medio de la correlación acentual, que separa silabas intensivas de silabas no intensivas o acentos positivos o acento negativo. En las palabras con tres o más silabas, la correlación acentual distingue, tres tipos de posición de la cima intensiva: en la última, en la penúltima /en la antepenúltima. Ejemplos de la función distintiva del acento: cantará/ cantára/ cántara Los elementos concomitantes del acento fonético, intensidad, duración, altura tonal, pueden servir, como elementos funcionales en otros aspectos del lenguaje; en el terreno de la fonología de la palabra como símbolo o representación no hay mas rasgo pertinente que los contraste entre silabas acentuada y silaba atona. Tomas Navarro distingue el tonema en cinco forma en español: la caderecia y semicadencia (descantes que indica generalmente, la afirmación y la terminación de los expresado), la anticadencia y la semianticadencia (ascendente que indican la no conclusión de los expresado y la interrogación), la suspensión (tono contenido a la misma altura, indica una interrupción). Hay otros autores que intentan descomponer los esquemas de entonación de unidades sucesivas. Otros describen la entonación española por medio de tres suturas finales. Caracterizadas por la interrupción simple, por la silaba y por el descenso del tono, y por tres niveles de la altura tonal: bajo /1/ Medio /2/ y alto /3/
CONCLUSION
Al terminar éste trabajo es una satisfacción haber leído estos temas, ya que en este pude observar cómo funcionan cada uno de ellos. En el nacimiento de la fonología se remonta en las primeras etapa, o sea con el antecedentes de la antigüedad hasta finales del siglo XIX. En esta etapa no existían métodos propios ni definidos su objeto de estudio. Al no existir un método propio para estudiar, los fonólogos sonoros se tomaron lo de otras ciencias, por estos se caracteriza el método lógico. Desde la antigüedad, el hombre se preocupó por explicarse sobre el fenómeno del lenguaje, y es fruto de la gran cantidad de vistos religioso, que hoy día existen. En cuento a la fonología diacrónica para realizar estudio, se debe partir de datos de proporcionen un análisis; es necesario comprobar certeza, mediante los datos sincrónico; ello demuestra la interdependencia que existe entre el análisis sincrónico y diacrónico. El continúo cambio no impide la comunicación social, gracias a la regulación que a la propia sociedad le impone, eliminando diferencias y acentuando semejanzas, de igual manera que los cambios tomen una dirección en conjunto y sean aceptada por la mayoría de los hablantes. Una mayor importancia en la regulación tienen los medios la comunicación y la escuela. En muestra lengua se constituye un modelo abstracto e ideal a disposición de los hablantes que utilizamos según las necesidades, a través de hechos concretos del habla. Espero que aquel que lea estos temas les sea de agrado y conocimiento para así obtener un mejor conocimiento en muestra lengua.
BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA
Jiménez Valdez Amalia, fonética y fonología. España. La Habana, Cuba 1986. García Molina Bartolo, Fonética y fonología (Enfoques sincrónicos y diacrónicos) Santo Domingo. 2003 Muljacio Zarko, fonología general Alarco llorah Emilio. Fonología moderna Madrid 1976.
ads
 
Copyright © . Enciclopedia de Tareas - Posts · Comments
Theme Template by BTDesigner · Powered by Blogger