IMPORTANCIA DE LA SOCIEDAD EN LA EDUCACIÓN

La educación y el conocimiento han recuperado un lugar central en el debate de las estrategias de desarrollo económico y social en los países latinoamericanos —en el mundo— frente al nuevo milenio. Esto conlleva revisar qué papel se ha concebido para la educación como integradora del individuo a la sociedad (en planos distintos: nacional, regional, mundial), que hoy debemos considerar porque así lo piden las circunstancias de globalización y universalización de las sociedades, sea cual sea la etapa en que se encuentre la sociedad local, ya que siempre debemos darle a cada individuo, desde distintas perspectivas, la mayor cantidad de oportunidades a través de su formación.

En las condiciones actuales del desarrollo social (globalización, incorporación creciente de conocimiento científico y tecnológico, desigualdad en la distribución del ingreso, exclusión social, nuevos actores sociales y nueva conflictividad social, multiculturalismo, etc.) se hace cada vez menos posible el advenimiento de la distanciación del mundo social. La subjetividad tiende a no coincidir con la objetividad y esto va de la mano con el aumento de la incertidumbre a nivel individual, subjetivo y social. Éste es el contexto en el que se desenvuelve la institución educativa actual y se le plantean nuevos desafíos para cumplir con su papel de integradora a la vez que generadora de innovaciones y como sistema de oportunidades y recursos humanos.

La integración, más que al individuo, realiza a la vida social, la que se da por medio del trabajo y la que revela si los aprendizajes que el individuo ha realizado han sido pertinentes o no. Parece demostrado que entre las causas objetivas del fracaso escolar (que generalmente se traduce después en fracaso laboral) se encuentran la falta de comprensibilidad de los estímulos escolares y la pérdida de referentes afectivos.

Dichos elementos condicionan una historia personal de fracaso y baja autoestima con algunas consecuencias graves desde el punto de vista sociolaboral:

Tendencia a la inserción laboral temprana en oficios o profesiones de bajo nivel de calificación;
Actitudes ante el trabajo de supervivencia;

Actitudes negativas ante el aprendizaje permanente.

En la gran mayoría de los casos esto se debe a la falta de significados de los aprendizajes recibidos y, en buena parte, se produce por la falta de dominio de las técnicas instrumentales básicas.

Evidentemente esto podría superarse mediante una actividad compensatoria que se caracterizara por ser oportuna, idónea e integral. Pero, de todos modos, como la institución encargada de reproducir el capital cultural de una sociedad ha fracasado, otras instituciones deben entrar en juego y eso es lo que no debe pasar.

La otra línea de investigación prioritaria se ubica en la temática que encierra la relación Educación y Sociedad, en la medida en que "la educación participa en la vida y el crecimiento de la sociedad, así en su destino exterior como en su estructuración interna y en su desarrollo espiritual, y puesto que el desarrollo social depende de la conciencia de los valores que rigen la vida humana, la historia de la educación se halla esencialmente condicionada por el cambio de los valores válidos para cada sociedad"

La definición de las características de una educación de calidad depende de aquello que la sociedad quiera privilegiar en el momento histórico respectivo, según sus ideales y posibilidades de acción. La investigación sobre educación y sociedad se refiere fundamentalmente a la relación de la educación con las necesidades de bienestar y calidad de vida de la persona, de desarrollo y progreso de la sociedad y con los desafíos del mundo contemporáneo, en función tanto del dinamismo del desarrollo científico y tecnológico, como de la ampliación de los requerimientos de socialización y participación activa en la vida ciudadana.

En particular, se identifican las interrelaciones de la educación con la cultura, la ética, la comunicación, el mundo del trabajo y con la ciencia y la tecnología. Así mismo, contempla la relación con otros ámbitos como la salud, la historia, la economía, las migraciones, la nutrición, la sexualidad, la familia, el género, la violencia, el conflicto, la negociación, la informática, el ambiente, la recreación y el deporte, la globalización de la sociedad, el desarrollo regional y local, la cultura política, la multiculticuralidad etc.

Al respecto, que la naturaleza del sistema educativo se determina principalmente por la naturaleza de la sociedad donde se desarrolla, pero a su vez, una educación bien concebida tiene un enorme potencial para afectar la sociedad.

El propósito de esta línea es estimular la ampliación del espectro tanto de las temáticas investigativas como de los enfoques teóricos y metodológicos. La gran diversidad de trabajos que en esta línea pueden proponerse, deberá tener como criterio central para su apoyo la adecuación de la metodología, la claridad en la formulación de los problemas a investigar, el uso pertinente de diseños metodológicos y de los niveles de análisis propuestos.

La canalización de los esfuerzos en torno a estas dos grandes líneas de investigación constituirá, además, el núcleo del fortalecimiento del saber educativo que adquiere legitimación, recientemente, en el país y que demuestra la potencialidad que acompaña a los desarrollos en el conocimiento de la educación, y la complejidad de relaciones, tanto disciplinarias como sociales establecidas en torno a este saber.

La persona no es un ser que nazca con su personalidad ya configurada y a la que en nada le afecta lo que ocurre a su alrededor. Tomando la definición de Erich Fromm de personalidad, ésta es "la totalidad de las cualidades psíquicas heredadas y adquiridas que son características de un individuo y que hacen al individuo único".
Aunque tanto carácter como temperamento influyen por igual en el ser humano, es el primero el que dirige la vida del hombre.

Sin embargo, es el carácter el que más nos interesa ya que es el que hace que a una persona le guste más, por ejemplo, leer que ver la televisión o conversar sentado en un bar que emborracharse y bailar en otro. Aunque el carácter puede variar a lo largo de toda la vida, se configura durante los primeros años de la existencia del individuo.

Por ello, es interesante ver cuáles son los factores que más pueden influir en su formación.

La educación, desveladora de individuos

Educar viene del latín educare, que significa "sacar afuera". ¿Y qué es lo que debe de extraer la educación? Lo mejor de cada persona, su mayor capacidad de vivir y sentir. El profesor García Hoz ha dado un nombre a la educación tendente lograr estos fines, y los explica: "La educación personalizada responde al intento de estimular a un sujeto para que vaya perfeccionando su capacidad de hacer efectiva la libertad personal, participando, con sus características peculiares en la vida comunitaria".

La educación debe tender necesariamente a formar al ser humano como persona y a enseñarle a formar su personalidad que tiene del mejor y del mayor modo posible.

"La verdadera cultura ayuda al hombre a comprender la sociedad humana como un todo, a determinar sabiamente los fines que la comunidad debe perseguir y a considerar el presente en la relación con el pasado y el futuro. La auténtica cultura es por ello tan valiosa para quienes han de ejercer el poder como la información detallada. Para hacer que los hombres sean útiles hay que hacer que sean sabios, y parte de esencial de la sabiduría es poseer una mentalidad amplia".
Un buen sistema educativo, en su fase primaria, por lo menos, también tiene que estar atento a los posibles trastornos psicológicos de los niños, sea a través de psicólogos o por medio de profesores bien formados. En esas edades tan delicadas hay que estar constantemente pendientes de las barreras que inconsciente el niño pueda levantar contra su adecuada formación como persona. Y aunque por motivos culturales sería muy difícil, lo ideal sería asesorar a los padres acerca de cómo se tienen que comportar con sus hijos para no crearles ningún trauma ni dejarles nada sepultado en su inconsciente. Desde luego, en la secundaria también hay que estar pendiente de este tema, que es una de las causas de fracasos escolares y personales.

Es fundamental para educar, amar la vida y la humanidad y a uno mismo (en sentido positivo), hasta el punto de que ningún acto que no parta de esta máxima será bueno para la persona a la que se educa. Sólo así podrá volcarse en él auténtico amor, imprescindible para lograr nuestro proyecto de persona. En todo análisis de algo relacionado con la educación hay que ver si en el fondo se cumple esto.
La disciplina debe ser la justa para que aprendan a respetarse y comportarse en sociedad, tolerando las diferencias y encontrando la riqueza que cada persona tenga en sí misma. Hay que fomentar el juego participativo y el amor.
Un problema que surge al intentar hacer una reforma en la educación lo ponen los que tienen la última palabra. El Gobierno, a veces, da la impresión de estar formado por personas que no están capacitadas para ejercer el poder que les ha sido confiado.
La progresiva despersonalización de la sociedad, se ha creado un círculo vicioso por el cual las personas que la forman van perdiendo su personalidad en favor de una gigantesca organización económica que lo controla todo. Y lo peor es que nadie la dirige, porque incluso los que la conducen están, en realidad, gobernados por ella.

La situación, por tanto, es bastante preocupante. El futuro de una sociedad formada por personas poco preparadas e inmaduras no da muy buenos augurios. Las personas que la forman, que tal vez no puedan llegar a llamarse individuos, serán fácilmente maleables. Los grupos de poder podrían moverse a su antojo y, lo peor de todo es que en ningún caso serían elites. Probablemente tendrían tan poca formación como los demás y habrían accedido al poder de algún modo oscuro, por oportunismo o por carisma, pero su manejo de la política tiene que ser, forzosamente, catastrófica.

Pero hay algo en lo que debemos confiar. Todos los grandes humanistas de los últimos doscientos años han temido esto mismo. Aunque las cosas han empeorado, especialmente en esta era de las telecomunicaciones que descomunican a las personas, espero que no todo suceda tan rápido como pensamos. Tal vez dé tiempo a que el ser humano se regenere de algún modo. Si esto no ocurre, puede la deshumanización sea tan rápida que toda la humanidad se destruya en poco tiempo y se pueda volver a construir, desde cero, una nueva historia en la que se aprenda de los errores del pasado. Si es que queda alguna huella de él o alguien para que la interprete.

Fuentes Consultadas
http://estudiantesunicordoba.ning.com/video/educacion-y-sociedadsemestre
ads
 
Copyright © . Enciclopedia de Tareas - Posts · Comments
Theme Template by BTDesigner · Powered by Blogger