EL PENSAMIENTO DE DUARTE

Por la Cruz, por la Patria y su gloria denodados al campo marchemos: si nos niega el laurel la victoria, del martirio la palma alcancemos.

Nuestra Patria ha de ser libre e independiente de toda Potencia extranjera o se hunde la isla.

Vivir sin Patria, es lo mismo que vivir sin Honor.
Los enemigos de la Patria, por consiguiente nuestros, están todos muy acordes en estas ideas; destruir la nacionalidad aunque para ello sea preciso aniquilar a la Nación entera.

Sed justos lo primero, si queréis ser felices. Ese es el primer deber del hombre; y ser unidos, y así apagaréis la tea de la discordia y venceréis a vuestros enemigos, y la patria será libre y salva. Yo obtendré la mayor recompensa, la única a que aspiro, al veros libres, felices, independientes y tranquilos.

La Nación está obligada a conservar y proteger por medio de leyes sabias y justas la libertad personal, civil e individual así como la propiedad y demás derechos legítimos de todos los individuos que la componen.
Trabajemos por y para la patria, que es trabajar para nuestros hijos y para nosotros mismos.

El Gobierno debe mostrarse justo y enérgico...o no tendremos Patria y por consiguiente ni libertad ni independencia nacional.

La política no es una especulación; es la Ciencia más pura y la más digna, después de la Fllosofía, de ocupar las inteligencias nobles.

Los Trinitarios
El grupo de jóvenes que había reclutado Juan Pablo Duarte, reunía todo lo necesario para cubrir gastos para desplazarse a ciudades del interior a realizar labores de organización y de reclutamiento de personas para contribuir a aumentar cada vez más los adeptos al movimiento. Los nueve miembros fundadores estaban dividido en tres grupos, de ahí su nombre Trinitaria. Estos eran:

Propósito
Su propósito no era solo erradicar el gobierno haitiano, sino convertir la Republica Dominicana en un estado libre e independiente.

Sociedad Filantrópica
Miembros de esta sociedad fundaron posteriormente La Filantrópica, la cual servía a los mismos objetivos, pero a través de la escenificación de obras de teatro de corte nacionalista.

En el año 1840, fundaron en Santo Domingo lo que se llamó la Sociedad Filantrópica con el fin de adoctrinar y propagar las ideas nacionalistas. Funcionaba en la calle Pedro A. Pina. El lema que utilizaron fue: Paz, Unión y Amistad.

La Filantrópica surgió luego de disuelta la sociedad secreta “La Trinitaria” desintegración atribuida a la actitud de Felipe Alfau, uno de los primeros integrantes de esta, con lo que se buscaba salvar sus vidas.

A pesar de disuelta La Trinitaria muchos jóvenes dominicanos permanecieron con sus afanes para lograr la independencia nacional por lo que optaron por construir esta nueva junta patriótica en la que simularían una sociedad de tendencias creativas llamada “La Filantropica.

En lo adelante el teatro fue el medio para mantener viva en el espíritu público la idea separatista.

Duarte conocía la eficacia de las representaciones dramáticas para difundir los ideales revolucionarios porque oyó hablar, durante su estancia en Cataluña, del uso que se hizo en España del teatro para levantar el sentimiento nacionalista del pueblo contra la dominación francesa.

La Dramática
Luego de la Sociedad la Filantrópica, fundaron lo que se llamó La Dramática:
En el cual casi todos los trinitarios hicieron el papel de actores. Mucha gente se divertía y a la vez aprendían a través de la representación de obras teatrales que ellos dirigían. Escenificaban la lucha de un pueblo por liberarse de un gobierno opresor.

Cuando hicieron el Juramento Trinitario, quedó claro que ellos formarían un nuevo Estado, que se llamaría República Dominicana, el cual tendría su pabellón tricolor, en cuartos, encarnados y azules, atravesados con una cruz blanca que simboliza la pureza.

JURAMENTO TRINITARIO
Este Juramento fue tomado por los miembros de la Sociedad Secreta La Trinitaria, la cual tenía como objetivo la independencia de la parte Este de la Isla Española de la dominación Haitiana existente al momento de su fundación (1838). Fue creada por Juan Pablo Duarte.

Juramento de los Trinitarios
En nombre de la Santísima, Augustísima e Indivisible Trinidad de Dios Omnipotente, juro y prometo por mi honor y mi conciencia, en manos de nuestro presidente Juan Pablo Duarte, cooperar con mi persona, vida y bienes a la separación definitiva del gobierno haitiano y a implantar una república libre, soberana e independiente de toda dominación extranjera, que se denominará República Dominicana, la cual tendrá su pabellón tricolor, en cuartos encarnados y azules, atravesados por una cruz blanca . Mientras tanto, seremos reconocidos los Trinitarios con las palabras sacramentales: "Dios", "Patria" y "Libertad". Así lo prometo ante Dios y el mundo: si tal hago, Dios me proteja, y de no, me lo tome en cuenta, y mis consocios me castiguen el perjurio y la traición, si los vendo.
ads
 
Copyright © . Enciclopedia de Tareas - Posts · Comments
Theme Template by BTDesigner · Powered by Blogger