LA BOLSA DE VALORES DE REPÚBLICA DOMINICANA (SANTO DOMINGO)

INTRODUCCIÓN

La bolsa de valores de Santo Domingo es una identidad completamente innovadora en nuestro país, constituyendo una actividad que además de ser nueva, redundará en la creación de un nuevo mercado de dinero con un futuro promisorio.

La importancia del establecimiento de este mercado radica en que contribuye al desarrollo económico nacional, motorizando un movimiento de capitales que dinamizaría la inversión y traería como consecuencia la transparencia de las operaciones, y además, ejercería un efecto competitivo entre los bancos, permitiendo intermediación financiera bancaria y la creación de nuevas empresas del futuro.

Aunque, es oportuno señalar que el establecimiento de este mercado ha encontrado muchos inconvenientes como son, un medio ambiente macroeconómico y fiscal muy adverso, mala administración financiera, familiaridad empresarial y otras tanta contrariedades que hay; precisamente, hay que enfrentar.

LA BOLSA DE VALORES DE SANTO DOMINGO
Origen de la Bolsa de Valores de Santo Domingo

La Bolsa de Valores de Santo Domingo, es una idea que data de la década de los años 1950, aunque en el año 1884 nuestro Código de Comercio preveía el surgimiento de esta y no fue hasta el 1953 que se aprueba y se promulga la Ley Orgánica de la Bolsa de Valores en el país.

En el 1982 se dio cuerpo a un Comité gestor, pero ya para el 1987, la Cámara realizó varios estudios-seminarios y encargó un estudio de factibilidad al especialista Robert Bishop, ex - vicepresidente de la bolsa de valores de Nueva York y este recomendó el establecimiento de una bolsa de valores en la República Dominicana.

La Bolsa de valores de Santo Domingo es una institución sin fines de lucro, creada por decreto presidencial no.544-88, de fecha 25 de noviembre del 1988, bajo el auspicio de la Cámara de Comercio y Producción del Distrito Nacional.

Antiguamente existía la iniciativa de poner en marcha un organismo como este que reglamente y mantenga el funcionamiento del mercado de valores. Este comenzó en el año 1956, con la creación de la Bolsa Nacional de Valores supervisada técnica y administrativamente por la Secretaría de Estado de Finanzas, por la conocida Ley no.3553 de mayo de ese mismo año.

Esta es una institución de carácter público que nunca ha funcionado, aunque se espera que en el futuro implementen su puesta en funcionamiento.
Marco Jurídico y Operativo

Nace así un mercado para la negociación de valores mobiliarios en la República Dominicana y, en consecuencia, surge a la vida jurídica dominicana y una nueva rama del derecho versátil, y que se define tentativamente como aquella que rige las relaciones entre los distintos mercados que intervienen en las negociaciones de bolsa y traza las normas a seguir para la realización de las mismas.
Generalidades

Las bolsas del comercio son las reuniones permanentes del comerciante y de intermediario que se reúnen en los días y horas fijada, en los lugares determinado por los poderes públicos, para concluir las operaciones relativas a su comercio.

Existen dos tipos de bolsas de comercio:

a. Las bolsas de mercancía frecuentemente denominada: bolsas del comercio que es donde se lleva a cabo las operaciones de ciertos tipos de mercancías, como por ejemplo los contratos de comercio marítimo

b. Las bolsas de valores que es el lugar donde se comercializaba con valores mobiliarios de todo genero, entendiéndose por valores los títulos comercializables que rinden rentas.


Funciones Básicas de las Bolsas de Valores

a. Proporcionar un lugar apropiado para que los distintos intercambios versátiles efectúen sus operaciones de una manera regular, cómoda y permanente.

b. Reglamentar y mantener el funcionamiento del mercado de valores.

c. Registrar la cotización efectiva de los títulos negociados.

d. Llevar registro de las empresas y títulos valores admitidos a cotización y cancelar inscripción de títulos valores emitidos por personas morales que dejan de ofrecer suficientes condiciones de seguridad;

e. Supervisar las operaciones que realicen intermediarios versátiles, para que esta se lleve a cabo dentro de las normas jurídicas;

f. Vigilar la conducta moral de los intermediarios de modo que este se rige por los mas elevados principios de ética profesional y comercial;

g. Informar al publico sobre la cotización de los títulos y la situación financiera de las empresas admitidas a cotización;

h. Informar al publico sobre las cotizaciones de los títulos y la situación financiera de las empresas admitidas a cotización;

i. Certificar las cotizaciones en bolsa.

Desde el punto de vista económico, las bolsas de valores surgen para permitir un mejor flujo de dinero desde los ahorrantes hacia las empresas productivas por lo que constituyen una tercera opción de financiamiento a las empresas.

Hasta el momento de la incorporación de la bolsa de valores de Santo Domingo, Inc. ("BVSD"), las únicas disposiciones legales que región el mercado de valores eran los preceptos del código del comercio dominicano, en su título V. dedicado a las "Bolsas de Comercio, Agentes de cambio y Corredores" y la Ley número 3553 de fecha 20 de mayo de 1953, que crea "La Bolsa Nacional de Valores". Esta Bolsa Nacional de valores, que es una institución de carácter público, supervisada administrativa y técnicamente, por la Secretaria de Estado de Trabajo, Economía y comercio (la actual Secretaría de Estado de Finanzas), a través de la comisión de valores, nunca ha funcionado pero esto no es óbice para que en el futuro las autoridades públicas implementen su puesta en funcionamiento.

En la actualidad, coexisten dos regímenes jurídicos para las Bolsas de Valores: el público instaurado por la Ley 3553 y el privado de la BVSD consagrado legalmente con al incorporación de éste último organismo por el poder Ejecutivo.

Organización de la BVSD.

La "Bolsa de valores de Santo Domingo Inc." Fue incorporada mediante Decreto del poder Ejecutivo número 544/88, de fecha 25 de noviembre de 1988 a los beneficios de la Ley número 520 del 26 de julio de 1920, sobre instituciones sin fines de lucro.

Esta asociación, de carácter privado, pero de servicio público, posee personalidad jurídica propia y está regida internamente, pro sus Estatutos Constitutivos, sus reglamentos y manuales operativos, así como por sus propios organismos de dirección.

Objeto-Social

El artículo 4 de los Estatutos Constitutivos de la BVSD dispone lo siguiente:

"La Bolsa de Valores de Santo Domingo tiene por objeto: Fortalecer el sistema de libre empresa y de propiedad privada de los medios de producción, mediante la formulación de un "mercado secundario de valores", apto para canalizar las ofertas u demandas de recursos financieros hacia la inversión productiva, en base a las expectativas de mayor rentabilidad, en un ambiente de alta competición, orden y transparencia".

Las Bolsas de valores son mercados en donde se comercializa con valores mobiliarios de dos formas distintas: comercialización en primera emisión en lo que se denomina mercado primario o comercialización en segundos y posteriores emisiones a través de los mercados secundarios.

En el mercado primario, es donde real y efectivamente la empresa recibe dinero para financiamiento de los ahorrantes o inversionistas. Por su parte, el mercado secundario viene a constituir una forma de liquidez de acciones de aquellos inversionistas que desean obtener un retorno de su inversión en un periodo de tiempo anterior al vencimiento de su inversión.

Órgano de Dirección

La BVSD fue creada por la cámara de comercio y producción del Distrito Nacional Inc. y aun cuando mantendrá vínculos institucionales con la misma, gozara de autonomía funcional y financiera.

La dirección de la BVSD estará a cargo del consejo de Directores compuesto por un mínimo de nueve (9) miembros, designados por la Junta de Directores de la cámara de comercio y producción del D. N. y en el mismo, estarán representados las empresas miembros de la Bolsa (es decir, los puestos), así como los inversionistas particulares e institucionales.

Las principales funciones del Consejo de Directores de la Bolsa son dictar, enmendar, modificar e interpretar lo establecido en el reglamento de la Bolsa.

El consejo de directores se reunirá trimestralmente y en cualquier otra ocasión que lo amerite con la debida convocatoria a cada director.

El consejo de directores estará asesorado por un comité de miembros Asesores y de conciliación el cual se encargara de asistirle acerca de los cambios deseables en la unidad contratación, los múltiplos de cotización, las comisiones, las reglas que norman las contrataciones y liquidaciones, las solicitudes de posibles nuevos puestos o Agentes, así como respecto a otros asuntos relativos a las operaciones bursátiles.

Asimismo, éste comité tiene a su cargo la resolución de cualquier disputa entre los puestos, cuando éstos hayan decidido someterse a dicha decisión en vez de un arbitraje.

Los Intermediarios Bursátiles.

En las bolsas de valores el público que compra y vende valores no intervienen personalmente sino que, las operaciones se llevan a cabo a través de entes denominados intermediarios bursátiles, los cuales están obligados a mantener en estricta confidencialidad el nombre de estos compradores y vendedores.

El intermediario bursátil es la persona moral o física que promueve y proporciona de manera activa, continua y estable, las ventas, servicios u otras operaciones de bolsa, por cuenta en interés de la persona por la cual actúa, mediante contraprestación económica, ordinariamente en forma de comisión, pudiendo realizar tal labor simultáneamente para otras personas. Estos intermediarios bursátiles de la BVSD son las siguientes:

A. Los puestos de Bolsa
Los puestos o miembros de Bolsa; son personas morales beneficiadas de una concesión de la Bolsa que les autoriza a negociar valores dentro del mercado bursátil.

B. Los Agentes de Bolsa
Son Agentes de Bolsa aquellas personas físicas que, siendo portadores de una credencial otorgado por la Bolsa, representan a un puesto de Bolsa, y en representación de éste realizan actividades de intermediación bursátil ante el cliente y ante la Bolsa.

Los Agentes de Bolsa son comerciantes puesto que realizan a título de profesión habitual, las operaciones de comisión, de cambio y de corretaje. La función esencial de los Agentes de Bolsa consiste en compra y vender valores mobiliarios en la Bolsa conforme las instrucciones que reciban de los clientes del puesto.

El Agente, en ningún momento de efectuar la operación no revela el nombre del cliente por cuenta de quien actúa, por lo que el contrato de liquidación de la operación se formaliza entre los dos Agentes intervinientes, en ningún caso se establece una relación directa entre los Agentes y el cliente del otro Agente.

Los Agentes de Bolsa son considerados representantes de los puestos de Bolsa y las faltas cometidas por un Agente de Bolsa se considerarán cometidas por el puesto de Bolsa misma, siendo ambos co-responsables de sus actuaciones.

Para ser Agente de Bolsa es necesario cumplir con los siguientes requisitos.

a) Tener plena capacidad jurídica;

b) Ser dominicano o extranjero con al menos cinco años de residencia legal en el país.

c) Poseer una buena reputación e integridad moral y en los negocios;

d) Tener al menos 2 meses de experiencia como asistente en el mercado de subasta.

e) Aprobar los exámenes orales y escritos provistos por un jurado de calificación nombrado por la junta de Directores de la Bolsa en los cuales se evaluará si los agentes de bolsa potenciales poseen el conocimiento adecuado para desempeñar con credibilidad las funciones que le competen.

f) Haber suministrado con honestidad toda la información requerida en al solicitud

g) Haber acompañado dicha solicitud con por lo menos dos cartas de recomendación de personas de reconocida buena reputación y experiencia de negocios, quienes hayan conocido al aspirante a Agente durante por lo menos cinco años;

Obligaciones del Agente

El privilegio concedido a favor de los Agentes de Bolsa por el Artículo 76 del Código de Comercio y al naturaleza de las atribuciones conferidas a éste por el reglamento y el manual de operaciones constituyen una fuente de obligaciones puestas a cargo de los mismos.

El puesto no podrá comprar ni vender por cuenta propia los valores que les hubieren sido confiados para su venta o que les hubieren sido pedidos en compra por su clientela ya que el mismo actúa a través de su Agente como un comisionista, conforme examinamos previamente.

El acuerdo entre el puesto y la Bolsa normalmente tendrá una duración de un (1) año, renovable tácitamente por idénticos periodos sucesivos, si con quince (15) días de anticipación al vencimiento no se denuncia de forma escrita por una de las partes la vigencia de l mismo. Transcurrido este año, las modificaciones de las estipulaciones acordadas se realizarán, en su caso, el mutuo acuerdo de las partes.

Entre Agentes y Clientes
Entre Agentes y clientes no existe una relación tipo contractual. El puesto encarga el manejo de la cuenta de valores bursátiles de sus clientes a sus representantes físicos que son los Agentes de Bolsa.

Las especificaciones de las ordenes de bolsa son emitidas por el cliente a su agente para que éste conforme el marco establecido pueda comprar y vender sus valores y es éste el momento en donde establecen contrato.

Generalmente, los clientes recurren al Agente encargado del manejo de su cuenta, para obtener informaciones de su cuenta pues consideran es la persona con mayor información acerca de la misma.

Sanciones. Procedimientos Disciplinarios, y de Resolución de Conflictos.

No existe legislación vigente que permita sancionar las faltas éticas y los fraudes cometidos por los intermediarios bursátiles en el ejercicio de sus actividades, no menos cierto es que el reglamento establece que la Bolsa podrá cancelar la concesión de cualquier puesto de Bolsa que incumpla sus obligaciones, así como someter ante un jurado de Audiencias a todo intermediario bursátil que incurra en violaciones o faltas prohibidas por el Reglamento. Es posible que los tribunales puedan tipificar como una o varias de las infracciones prescritas en las leyes penales, ej. Estafa, abuso de confianza, cualquiera de las faltas o violaciones del reglamento cometidas por los intermediarios bursátiles. En éste plantea los mismos retos que los avances de la informática y la biogenética han planteado respecto al derecho penal y al derecho civil.

El reglamento establece tres mecanismos para la resolución de conflictos entre las entidades bursátiles y la sanción de las violaciones cometidas por los intermediarios de la Bolsa, sus representantes, empleados y ejecutivos de cuenta.

El primero de estos mecanismos es el procedimiento de conciliación, a cargo del comité de Miembros Asesores de conciliación.

El segundo mecanismo es el arbitraje que procede en los casos de controversias que resulten de negocios bursátiles y que envuelven a la cámara de compensación Bursátil o algún puesto o empleados, ejecutivos de cuentas o promotores de valores Bursátiles Registrados.

Un tercer mecanismo lo constituye el procedimiento disciplinario, a cargo de un jurado de Audiencias compuesto de un presidente designado por el consejo de directores, quien será una persona imparcial de entre los directores o empleados de la Bolsa u otra persona calificada y dos personas imparciales seleccionados por el presidente de entre un grupo por dicho consejo.

Por último la Bolsa podrá suspender sumariamente a todo puesto que, debido a dificultades financieras u operativas, ponga en juego la seguridad de los inversionistas acreedores, la cámara de compensación Bursátil o la Bolsa misma.

El Proceso Operativo
Las Bolsas de valores persiguen fomentar la participación de los sectores en la economía por lo que el acceso al mercado bursátil no está restringido sino que, por el contrario, está en principio abierto a todos ciudadanos, aun a los extranjeros, sin consideración del monto a invertir.

Para que un valor pueda ser admitido a cotización en la bolsa de valores de Santo Domingo debe ser susceptible de negociación, es decir, de cesión, a titulo oneroso entre dos personas morales o entre una persona moral y una persona física, transfiriendo la plena propiedad de valores mobiliarios según la forma que reviste y conforme los procedimientos simplificados del derecho comercial.

El artículo 22 del reglamento establece que antes de ofrecer para la venta al publico los valores bursátiles, el emisor deberá preparar una circular de ofrecimiento o prospecto, la cual detallará todas las informaciones que a tales fines requiera la junta de Directores.

Instrumentos Cotizables en Bolsa.-

En las bolsas de valores se opera con: (I) títulos de renta variable tales como las acciones de sociedades comerciales, (II) instrumentos de renta fija, o títulos representativos de obligaciones a mediano y largo plazo, (III) con instrumentos de intermediación financiera que son aquellos instrumentos representativos de obligaciones a corto plazo que pueden o no ser reajustables tales como, los pagarés de instituciones financieras y los títulos - valores.

• Certificados Acciones, obligaciones y demás valores de cartera emitidos por compañías y entidades que cumplan con las condiciones y requisitos estipulados en los reglamentos dictados a tal fin por el consejo de directores.

• Títulos de Deuda pública, legalmente emitidos por las autoridades Nacionales, municipales, o entidades autónomas del Estado, cuando su cotización en la Bolsa sea autorizada por las instancias oficiales correspondientes.

• Los bonos o valores emitidos por entidades o sociedades estatales, que hayan sido autorizados a ser cotizados en Bolsa, por las autoridades competentes.

• Títulos - valores emitidos por instituciones financieras, autorizadas por las leyes vigentes a colocar los mismos; cuando se cumplan los requisitos para su inscripción en el registro de la Bolsa.

• En otros títulos- valores, contratos y papeles comerciales que puedan legalmente negociarse en oferta pública; si se acogen las regulaciones dictadas al respecto por el consejo de Directores de la Bolsa.

CONCLUSIÓN

La Bolsa de Valores es una compuerta que permite a un país la entrada de gran cantidad de dinero. El establecimiento de una Bolsa de Valores evita la fuga de capitales y hace que a un país lleguen gran cantidad de recursos proveniente del exterior.

En el mundo capitalista una Bolsa de Valores sirve en primer lugar, para promover la negociación de accio¬nes que permitan que determinados empresarios opten por el capital accionario de las empresas por convicción v no por imposición. Las ventas de las acciones constituyen más fuentes de financiamiento para hacer más cosas en menos tiempo y no sólo dependerá del propio capital y el financiamiento de un banco sino también del capital del público, o sea estructura financiera de las empresas.

La Bolsa de Valores sirve de intermediario de Títu¬lo a corto plazo, como letras y paqarés. Esto tiene la ventaja de que en esas empresas se -pueden colocar papeles de tasas libres y esto mismo puede hacer el público.

Bolsa de Valores constituye el mejor mecanismo para la privatización de las empresas públicas, pues es el más transparente, público y abierto, por lo que no hay la Posibilidad de arreglos ocultos en perjuicio del estado, además de que es un mecanismo adecuado para la inversión de deuda externa en inversiones.

En República Dominicana la creación de una Bolsa Valores constituye un importante paso de avance para economía dominicana, es una especie de templo de la¬ libre empresa y de la competencia limpia.

La Bolsa de Valores le da a la economía posibilidades de arbitraje y combate los monopolios, los abusos y las ganancias excesivas de pequeños grupos. Dentro de un escenario negativo para las perspectivas de desarrollo en los próximos años, el único elemento positivo que augura posibilidad de beneficio está representado por la disminución gradual de las tasas de interés en los países industrializados.

Una economía estable y un sistema financiero ínte¬gro son las bases primordiales para que un mercado de valores halle libre expansión y crecimiento en el desa-rrollo de sus funciones. En el capitalismo moderno y en la concentración del capital, la Bolsa de Valores es uno de los factores más importantes ya que por medio de ésta se determina la prosperidad y el desarrollo de un país.

La Bolsa de Valores crea muchos empleos, da varie¬dades de instrumento financiero y protege al inversionista dentro de un mundo capitalista financiero, democratizando el país vigente. Opuestamente a la banca, la Bolsa de Valores es la principal fuente de financiamiento capital en las in versiones a largo plazo. La utilización de financiamiento a corto plazo pa¬ra efectuar inversiones en un mundo capitalista es reciente y ha desembocado en la crisis de la deuda financiera internacional.

FUENTES CONSULTADAS

1. Recursos de INTERNET: Criterio de búsqueda “BOLSA DE VALORES”.

2. www.google.com: Criterio de búsqueda: “La Bolsa de Valores de Santo Domingo”.

3. www.yahoo.com; www.Altavista.com: “Historia de la bolsa de Valores”