QUE CON LAS REPRESENTACIONES GRAFICAS


Las representaciones graficas permiten visualizar con claridad y rapidez el conjunto y la dependencia de las distintas variables de un sistema. De esta manera, los gráficos son útiles cuando se analizan los resultados de una experiencia, la composición química de unas sustancias, los resultados de un proceso industrial, etc. Las variables son características que se modifican cuando cambian las condiciones del sistema y pueden ser cualitativas (si no resulta posible su medición) o cuantitativas (si pueden medirse). Cuando en una reacción se observa el desprendimiento de gas o el cambio de color de una solución por el agregado de otra, o la disolución o no de unas sustancias en otra, se trata de variables cualitativas. Por otra parte, como ejemplos de variables cuantitativas podemos mencionar la masa de una sustancias, el tiempo que dura una reacción, etc.

Las variables cuantitativas se clasifican en dos grupos, y de ello dependerá el tipo de grafico que puede emplearse para representarlas.

Las variables continuas, son aquellas en que la variación entre los datos obtenidos no posee saltos o interrupciones.

Las variables discretas, son aquellas en que la variable presenta saltos o interrupciones que indican la ausencia de valores intermedios.

Para las variables continuas se recomienda el uso de curvas en coordenadas cartesianas o de histogramas. En los gráficos cartesianos se ubican: en la abscisa, la variable independiente (aquella que se modifica en forma arbitraria), y en la ordenada, la variable dependiente (aquella cuya variación es producto de los cambios de la variable independiente). Estos gráficos son útiles en particular cuando se quiere comparar, en el mismo grafico, dos distribuciones cuantitativas.