CUENTAS Y DOCUMENTOS POR COBRAR

Las Cuentas y Documentos por Cobrar constituyen los derechos que tiene una empresa por las mercancías vendidas a crédito, servicios prestados, comisión de préstamos o por cualquier otro concepto.

Para muchas empresas las partidas por cobrar son un reglón muy significativo y a menudo representan una porción sustancial de los Activos Circulantes, por lo tanto, es importante establecer políticas de créditos y procedimientos de cobros efectivos para asegurar la cobranza oportuna y reducir al mínimo las pérdidas que surjan de la imposibilidad de cobrar algunas cuentas.

La política de crédito de una empresa da la pauta para determinar si debe concederse crédito a un cliente y el monto de éste. La empresa no solamente debe ocuparse de los estándares de crédito que establece, sino también de la correcta utilización de estos estándares al tomar decisiones. Deben desarrollarse fuentes adecuadas de información y métodos de análisis de crédito. Cada uno de estos aspectos de la política de crédito es importante para la administración exitosa de las Cuentas por Cobrar en las empresas.

CLASIFICACIÓN DE LAS CUENTAS POR COBRAR:

Generalmente las cuentas por cobrar pueden clasificarse en tres grandes bloques, que son:

A- Cuentas por Cobrar Clientes;
B- Cuentas por Cobrar Funcionarios y Empleados; y
C- Otras Cuentas por Cobrar.

Cuentas por Cobrar Clientes: Este renglón de las Cuentas está compuesto por los montos que adeudan los clientes a la empresa, provenientes de las ventas a crédito.

Cuentas por Cobrar Funcionarios y Empleados: Son los importes que los funcionarios y empleados adeudan a la empresa por concepto de ventas a crédito, anticipos a sueldos, préstamos personales, entre otros, los cuales les serán descontados posteriormente en sumas parciales.

Otras Cuentas por Cobrar: Estas pueden surgir por una variedad de transacciones tales como: anticipos a accionistas, ejecutivos, directores, empleados y compañías afiliadas, venta de valores o propiedades distintas de productos o servicios, depósitos con acreedores, compañías de servicios públicos y otras agencias, pagos anticipados relacionados con compras, reclamaciones por pérdidas o por daños y perjuicios, dividendos e intereses por cobrar.
Los Documentos por Cobrar pueden exigirse también a otra clase de personas físicas o morales, a quienes la entidad económica haya favorecido con su crédito, sin que éste esté vinculado a una venta. El derecho que representa un documento por cobrar, se valúa de conformidad con el pactado entre las partes al momento de efectuarse la operación.

El Pagaré
Un pagaré representa una promesa incondicional de pagar una suma de dinero a la vista, a una fecha fija o en una fecha futura determinada.

Letra de Cambio:
Son documentos representativos de deudas a corto plazo, generalmente entre 30 días y un año; dichos documentos no tienen una garantía real y por consiguiente más bien constituyen instrumentos de créditos basados en la confianza de la entidad emisora. El propósito de la emisión de las Letras de Cambio es obtener fondos para mantener en operación a las empresas comerciales e industriales, así como también para facilitar las ventas a plazos con fines de consumo.

Fuentes:
Curso de Contabilidad para el Segundo Nivel
Teoría y Práctica, Preguntas y Problemas
Víctor R. De la Rosa.
Damaso A. Toribio L.
Luis E. Madrigal.