FALTANTES Y SOBRANTES

Puede darse el caso, que al dar el cambio a los clientes, a veces, se les dé de más o de menos. Como resultado de lo anterior, al final de algunos días, el efectivo de la registradora no coincide con el importe de las ventas de contado marcados por la máquina.

Por ejemplo, el efectivo contado es de $900.00 y la registrada muestra ventas de contado por sólo $885.00, esto evidencia un sobrante de Caja de RD$15.00 el cual deberá aparecer en nuestros libros.

Si al final del período contable la cuenta de “Faltantes y Sobrantes” de caja muestran un saldo deudor, esto representa un gasto, que podría aparecer en el Estado de Resultados como una partida especial, dentro de la sección de gastos generales y administrativos. Pero si, por el contrario, la cuenta de faltantes y sobrantes de caja muestra un saldo acreedor al final del período contable, este saldo representará un ingreso y, normalmente, aparecen dentro del Estado de Resultados formando parte de la partida de otros ingresos.

Fuentes:
Curso de Contabilidad para el Segundo Nivel
Teoría y Práctica, Preguntas y Problemas
Víctor R. De la Rosa.
Damaso A. Toribio L.
Luis E. Madrigal.