GREGORIO URBANO GILBERT

Desde muy joven fue a vivir San Pedro de Macorís. Vino desde Puerto Plata donde nació en el año 1898. Mientras trabajaba en una tienda recibió la noticia de que los Estados Unidos invadieron a Haití, en el año 1915. Esa noticia cayó mal a muchos dominicanos. Algunos sabían que nos podía pasar lo mismo.

En efecto, en 1916 invadieron nuestro país. Cuando los norteamericanos llegaron a San Pedro de Macorís, mientras los soldados desembarcaban, Gregorio Urbano Gilbert, con 17 años de edad, les hizo frente. Los soldados norteamericanos eran un grupo numeroso y Urbano Gilbert los enfrentó solo, con un revólver y diez tiros. ¡Qué viva la República Dominicana! Dijo cuando les disparó.

Días después Urbano Gilbert se enteró de que con sus disparos murió un norteamericano del ejército y dos resultaron mal heridos. No fue hasta años después cuando pudieron apresar a la pena de muerte. Pero muchos abogados y sacerdotes y periodista pidieron el perdón para Gregorio Urbano Gilbert. Los norteamericanos lo perdonaron. Cuando lo soltaron de la cárcel él se fue del país.

Se fue para Nicaragua y allá se integró al ejercito de Augusto César Sandino que también peleaba contra los norteamericanos que habían invadido ese país. En Nicaragua Gregorio Urbano Gilbert se destacó en su lucha contra los Invasores.

Más tarde, Urbano Gilbert volvió a su país. En 1956, ya mayor, se hizo doctor en Filosofía en la Universidad de Santo Domingo. En 1965, durante la segunda invasión de Estados Unidos, él volvió a pelear contra los soldados norteamericanos.

Murió en el 1970, mientras trabajaba en una panadería.

Fuente:
Personajes de Nuestra Historia
Colección Biblioteca Susaeta