LA DENOTACIÓN EN UNA PERSPECTIVA SEMIÓTICA.


En este punto podemos definir mejor la denotación como modalidad elemental de una significación alegada por el referente. Solamente es necesario precisar que por el momento hablamos de denotación del significante aislado que en lingüística se puede llamar lexema. Es cierto que existe también el problema del significado contextual y los ejemplos ya clásico de la gramática generativa. La denotación también ha de ser la referencia inmediata que el código asigna a un término en una cultura determinada. En todo caso la única solución posible es esta. El lexema aislado denota una posición en el sistema semántico.

Nuestra definición de denotación se ha de poder aplicar también a tres categorías de significantes que suscitan normalmente una serie de apropia semántica, los términos sin categoría gramática, los nombres propios y los significantes de sistemas semióticos.

Fuente:Eco, Umberto - La estructura ausente. Introducción a la semiótica