PARTES DEL ENCÉFALO

El Encéfalo comprende las partes siguientes: el cerebro, el cerebelo y el bulbo raquídeo.

El Cerebro
Es el órgano más importante y más noble del cuerpo humano. En él se encuentran localizadas las cualidades superiores del hombre; inteligencia, memoria, voluntad, raciocinio, afectividad, etc.

El cerebro es la parte más voluminosa del encéfalo y del sistema nervioso, llena toda la cavidad craneana y alcanza un peso entre 1,050 y 1,400 gramos. Está formado por dos hemisferios, uno derecho y otro izquierdo, separados por un profundo surco llamado cuerpo calloso. Su superficie externa presenta una serie de pliegues o surcos llamados circunvoluciones cerebrales. Cada hemisferio presenta una cavidad llamada, respectivamente, ventrículo izquierdo y ventrículo derecho.

Los hemisferios se dividen a su vez en los lóbulos siguientes; frontal, parietal, temporal y occipital. Estos lóbulos están separados entre sí por las cisuras de Rolando, de Silvio y la Pario-Occipital.

La parte periférica del cerebro se llama corteza cerebral está constituida por sustancia gris, su grosor es de 5 mm., en ella se registra la sensibilidad consciente; es el centro de los movimientos voluntarios, de la inteligencia y de otras actividades mentales más complejas.

La parte central del cerebro, está compuesta por sustancia blanca o fibra nerviosas, conecta a la neuronas cerebrales con las demás partes del organismo.

El Cerebelo
El cerebelo está situado debajo del cerebro y casi cubierto por éste, próximo a la nuca. Es mucho más pequeño que el cerebro. Se divide en dos hemisferios y una parte central alargada llamada vermis. La corteza de los hemisferios está formada por sustancia gris y el centro por sustancia blanca.

La conexión del cerebelo con el cerebro se verifica mediante los tallos o pedúnculos superiores, con el bulbo raquídeo por los tallos inferiores y de un hemisferios a otro por medio de una banda nerviosa que rodea al bulbo, que recibe el nombre de protuberancia anular o puente de Varolio.

EL BULBO RAQUÍDEO
Está situado en la nuca, por debajo de la protuberancia, delante y debajo del cerebelo, y por arriba de la medula espinal.

Su importancia radica en que tiene en la sustancia reticular los centros vitales de la respiración y la circulación. Por él pasan todas las corrientes sensitivas que suben desde la medula hasta el cerebro y el cerebelo, procentes del tronco y de las extremidades y bajan también las corrientes motoras que desde el cerebro y el cerebelo se dirigen a todas las partes del cuerpo. Una lesión en el bulbo raquídeo ocasiona la muerte instantáneamente.

Funciones del Bulbo Raquídeo:

• Control de la respiración mediante los centros respiratorios.
• Control de la respiración mediante los centros respiratorios.
• Control cardiovascular por aumento o disminución de la frecuencia cardíaca, vasodilatación o vasoconstricción arterial.
• Control de la deglución, náusea y vomito.
• Activa la vía piramidal (fibras nerviosas que descienden de la corteza cerebral a las astas anteriores de la medula espinal).
• Control sobre el sistema del despertar.
• Interviene en la fonación.
• Controla el equilibrio y los movimientos extraoculares.
• Ejerce cierto control sobre la micción.


Fuente:
Biología Moderna 4
Cuarto Curso Educación Media
Edición 1988, Pag. 47, 48, 49 y 50