FIN DEL GOBIERNO DE BÁEZ


En julio de 1871, después de largos debates, los planes anexión se vieron abajo. Báez retornó entonces al Plan de Arrendamiento de Samaná entablando gestiones con el Norteamericano Joseph Fabens quien creó la compañía Samaná Bay Company para esos fines.

Baez, sin oposición real de esos momentos, pudo sin ningún problema someter al congreso el proyecto de arrendamiento por 99 años de la bahía y península de Semaná y obtener su aprobación. Dicho hecho ocurrió el 19 de febrero de 1873.

En ese año, la situación política de Báez se estaba complicando. En Haití, el general Saget había derrocado a Salnave y prestó todo su apoyo a Cabral y a Luperón.

En el Partido Rojo también se produjeron malestares y contradicciones. Por un lado, la cercanía de las elecciones, que debían celebrarse a fines de 1873, sacaron a flote las aspiraciones presidenciales y, por otro lado, el creciente movimiento revolucionario hizo pensar a los líderes del Partido Rojo que el fin de Báez.

Ente las filas del baecismo surgió una nueva conspiración dirigida por el gobernador de Puerto Plata, Ignacio María González. Se declaró enemigo del Gobierno, y el 25 de noviembre, encabezó el Movimiento Unionista, llamado así porque unió en contra de Báez a rojos y azules. En enero de 1874, después de 6 años de gobierno de Báez, los unionistas tomaron el poder, nombrando a González Presidente del Gobierno Provisional y abriendo una nueva etapa de inestabilidades políticas.

Fuente:
Sociedad 3. Historia y Geografía de la República Dominicana, Primer Grado, Segundo Ciclo. 3ero Media, Educación Media -Santillana. Pág. 81, Primera edición 2001. © by Santillana, S.A, Editado por Santillana, S.A, Impreso por Editora Corripio. Rep. Dom. SEE.