¿QUÉ ES LA CROMATOGRAFÍA?

La Cromatografía es uno de los métodos mayormente usados en la actualidad para separar los componentes de una solución. Este método se basa en la diferente atracción por adsorción que ciertos materiales ejercen sobre los componentes de la solución. Su nombre (de cromos: color) se origina en que los primeros experimentos que se realizaron sobre este particular (1906), fueron hechos con los pigmentos coloreados de la plantas.

Cromatografía de Columna.
Si una solución de varios solutos en un mismo solvente se hace pasar a través de una columna de vidrio empacada con un material adsorbente especial (gel de sílice, óxido de aluminio, etc.), los solutos componentes de la solución serán adsorbidos por el material de empaque o adsorbente. Al agregar más solvente por la parte superior de la columna, los solutos serán empujados hacia abajo. No obstante, como la atracción del absorbente por los diversos solutos es diferente, el descenso de éstos se hará a distintas velocidades, lo cual produce una separación paulatina.

En general, los distintos componentes pueden ser aislados recogiendo las diversas fracciones a medida que pasan a través de la columna.

Cromatografía de Capa Delgada.
Algunas separaciones se pueden hacer utilizando una capa delgada del adsorbente en vez de una columna. Esta capa delgada puede ser un pedazo de papel (Cromatografía de Papel) o una capa de adsorbente en polvo fijada sobre un soporte adecuado, tal como una placa de vidrio. Este método se conoce como CROMATOGRAFÍA DE CAPA DELGADA. En este método, una muestra de la solución se coloca sobre el adsorbente como una pequeña mancha, y la parte inferior de la placa se sumerge en el solvente.

Al ascender el solvente por acción capilar, los componentes son empujados hacia arriba y se van separando debido a la diferentes atracción que el adsorbente ejerce sobre ellos, como en el caso anterior. La cromatografía de capa delgada se utiliza más como método de identificación que como método de separación. Los componentes se pueden identificar por su localización proporcional al nivel del solvente.

Existen otros tipos de cromatografía, como la cromatografía de gas, que tiene unas bases similares a las anteriores, pero utiliza un gas como portador de los solutos. Es especialmente valiosa cuando los componentes están en concentraciones demasiado pequeñas.
La cromatografía es una de las técnicas de análisis más utilizadas en la actualidad en todo tipo de industrias e investigación.

Fuente:
Química Básica, Quinto Educación Media