¿QUÉ ES LA DEGLUCIÓN?

La deglución es el paso del bolo alimenticio desde la boca hasta el estomago. La deglución presenta tres tiempos: Bucal, Faríngeo y Esofágico.

1. TIEMPO BUCAL

La punta de la lengua se aplica contra el cielo de la boca. Luego, se eleva toda la lengua y el bolo alimenticio es empujado hacia la faringe.
El tiempo bucal es voluntario

2. TIEMPO FARÍNGEO

En la orofaringe se cruzan las vías digestiva y respiratoria.

En todo cruce de caminos pueden tomarse cuatro direcciones:
a) El bolo alimenticio desciende por la laringofaringe y sigue por el esófago. No penetra en la laringe porque está cerrada por la epiglotis.

b) Retrocede la boca (vómito).

c) Es lanzado hacia la nasofaringe y puede salir por las fosas nasales.

d) Puede penetrar en la laringe, de donde es expulsado por golpes de tos.

Normalmente, los alimentos siguen hacia el esófago. Por la regla general, los alimentos no regresan a la boca porque no hay ninguna fuerza que los dirija en ese sentido. No van a las fosas nasales porque el velo del paladar cierra la entrada a la nasofaringe. No penetran en la laringe porque el cartílago llamado epiglotis cierra su entrada.

Para que el bolo alimenticio siga cualquiera de esas vías anormales, es necesario que en el momento de la deglución se produzca la risa, la tos, el hipo o el estornudo.

El tiempo faríngeo es involuntario

3. TIEMPO ESOFÁGICO

El bolo alimenticio progresa hacia el estómago debido a dos causas:
a) La acción de la gravedad, que tiende a llevar hacia abajo el bolo alimenticio;
b) Las contracciones sucesivas de las fibras circulares del esófago, que forman una onda, la onda peristáltica.
El bolo alimenticio es empujado hacia abajo.

El tiempo esofágico es involuntario

Acción de la voluntad en la Deglución
Mientras el bolo alimenticio está en la boca, podemos detenerlo o empujarlo hacia la faringe. Una vez caído en la faringe, no podemos detenerlos, acelerar su marcha ni hacerlo volver más.

Fuente
Biología Humana, Anatomía, Fisiología e Higiene. Págs. 67-68
La Escuela Nueva. Apartado 19092. Madrid (España).
Autor: Mario E. Dihigo y Llanos
Médico Cirujano.