SISTEMA NERVIOSO AUTÓNOMO (SNA) - Enciclopedia de Tareas

SISTEMA NERVIOSO AUTÓNOMO (SNA)


Se le da este nombre porque su funcionamiento es independiente de la voluntad. Es el sistema que rige los órganos de la vida vegetativa (circulación, respiración, aparato digestivo, etc.). El sistema nervioso autónomo se divide en dos partes: Sistema Simpático y sistema parasimpático.

Sistema Nervioso Simpático: Está formado por fibras que nacen en los núcleos de la región torácica y lumbar de la médula espinal. Comprende dos cadenas longitudinales de ganglios comunicados entre sí, situadas delante de las vertebras y la aorta.

Funciones del sistema nervioso simpático:
Estimula;
• La frecuencia cardiaca y la circulación.
• A los órganos de la respiración.
• La dilatación de los bronquios.

Inhibe;
• El proceso digestivo.
• La secreción de jugos gástricos
• La peristalsis (ondas de contracción).

Sistema Nervioso Parasimpático: Comprende de fibras de ciertos nervios craneales (III, VII, IX y X), músculo ciliar de la pupila del ojo. Las del par VII inervan parte de la glándulas salivares y lacrimales; las del par IX inervan de las glándulas parótidas; las del par X inervan órganos del cuello, tórax y abdomen. La región sacra inerva la vejiga urinaria, uréteres, intestino recto y demás órganos de la pelvis menor.

Las funciones del sistema nervioso simpático son básicamente de estimulación, mientras que las del sistema nervioso parasimpático son básicamente de inhibición. Por esta razón se dice que ambos sistemas realizan funciones antagónicas.

Fuente:
Biología Moderna 4
Cuarto Curso Educación Media
Edición 1988, Pag. 53.