TEJIDOS PERMANENTES O ADULTOS

Se denominan así a aquellos tejidos constituidos por células que ya no sufren más divisiones y cumplen funciones especializadas en la planta. Los tejidos permanentes se dividen en:

PROTECTORES:

Entre éstos tenemos a la epidermis, que es la capa externa del cuerpo de la planta. Este tejido actúa en las partes aéreas, restringe la transpiración; también realiza funciones de protección e intercambio de gases. En las plantas con poco crecimiento la epidermis permanece durante toda la vida de la planta; en plantas con crecimiento secundario, su duración depende del tiempo que demore en aparecer la peridermis.

La epidermis tiene como característica sobresaliente la ausencia de espacios intercelulares y la presencia de una sustancia grasa denominada cutícula.

La epidermis presenta unas aberturas denominadas estomas integrada por células oclusivas o de cierre pequeño y ostiolo. Estos estomas, mediante cambios en su forma, controlar la transpiraciones de la planta.

En la epidermis se presentan unos apéndices, denominados pelos o tricomas, entre los cuales están los pelos glandulares, los secretores y los obsorventes de la raíz.

FUNDAMENTAL O PARÉNQUIMA

Es un tejido constituido por células vivas, de pared celular delgada, células en forma de poliedro. Como característica especial de este tejido está la presencia de espacios intercelulares abundantes.

El parénquima se puede especializar en funciones fotosintéticas, respiración y almacenamiento de sustancias alimenticias.

TEJIDOS MECÁNICOS DE SOSTÉN

Entre estos tenemos: Colénquima y Esclerénquima.

Colénquima: Es un tejido vivo constituido por células de paredes gruesas; es el tejido de sostén de plantas que están en crecimiento.

El colénquima se presenta debajo de la epidermis, aunque en algunos casos se puede encontrar más profundo.

Esclerénquima: Su función principal es servir de sostén a plantas con crecimiento secundario; sus células son engrasadas y muertas. El esclerénquima se presenta en forma de fibras y de esclereideas o células pétreas; las primeras son alargadas, en tanto que las segundas son cortas.

TEJIDOS CONDUCTORES O VASCULARES

Son tejidos formados por varias clases de células; integran los tejidos encargados del transporte del agua, las sales minerales disueltas en ellas y los alimentos elaborados por la planta.

A los tejidos conductores o vasculares se les divide, según la función que desempeñan en el cuerpo de la planta, en: Xilema y Floema.

Xilema (Xilo, Madera): Es el principal tejido conductor de agua y de sales disueltas (savia bruta), desde la raíz hasta las hojas.

Los principales elementos constitutivos del Xilema son: las traqueidas, que son células alargadas sin perforaciones en la pared celular; las tráqueas o vasos, que presentan perforaciones en ciertas áreas de la pared celular que les permite formar elementos continuos en la planta. También como elementos del xilema encontramos fibras y parénquimas que forman los radios medulares y las células de parénquima.

Floema: Es el tejido conductor de alimentos (savia elaborada) desde las hojas hacia los demás tejidos y órganos de la planta.

Entre los elementos del floema se encuentran los tubos cribosos; son células alargadas vivas, que presentan poros que le dan la apariencia de un cedazo o criba.
También como elementos del floema están las células, acompañantes de los tubos cribosos, el esclerénquima y las células de parénquimas.

Fuente:
Biología Moderna, Susaeta, Págs.17,-20,. Pedido a Mundilibro, S.A, Emiliano Tejera No.109 Esq- Arz, Meriño, Santo Domingo, R.D.
ads
 
Copyright © . Enciclopedia de Tareas - Posts · Comments
Theme Template by BTDesigner · Powered by Blogger