ÓRGANOS DE LA PIEL - Enciclopedia de Tareas

ÓRGANOS DE LA PIEL


En la piel encontramos: glándulas sudoríparas, glándulas sebáceas, vasos sanguíneos, nervios y folículos pilosos.

GLÁNDULAS SUDORÍPARAS
Están constituidas por unos tubos enrollados que forman unas masas esferoidales en la dermis o en el tejido sub-cutáneo.

El tubo atraviesa la dermis y la epidermis, donde se abre para formar un poro.

Las glándulas sudoríparas producen el sudor, se distribuyen por toda la piel y se ha calculado su número en unos dos millones.

GLÁNDULAS SEBÁCEAS
Las glándulas sebáceas se encuentran en la cara superficial de la dermis. Generalmente se abren en un folículo piloso. En algunas regiones se abren directamente en la epidermis.

Las glándulas sebáceas son menos numerosas que las sudoríparas y están repartidas por la superficie cutánea.

No hay glándulas sebáceas en las palmas de las manos, en las plantas de los pies y en las caras palmares y plantares de los dedos de las manos y de los pies.

VASOS SANGUÍNEOS
A la piel van a parar arteriolas que se capilarizan y forman venas. Los vasos sanguíneos se detienen en la dermis. La epidermis está desprovista de vasos sanguíneos.

NERVIOS Los nervios de la piel son:

1. Nervios Sensitivos, que emiten terminaciones intraepidérmicas o presentar abultamientos (corpúsculos del tacto). Estudiaremos los nervios sensitivos al hablar del sentido del tacto.
2. Nervios Motores, para los músculos horripiladores y para los vasos sanguíneos.
3. Nervios Secretorios, para las glándulas sudoríparas y sebáceas.

FOLÍCULOS PILOSOS Los folículos pilosos son depresiones de la epidermis, donde se alojan las raíces de los pelos. En el fondo del folículo hay una prominencia llamada papila. La papila es el órgano formador del pelo. A los folículos pilosos vienen a insertarse los músculos horripiladores. Al contraerse esos músculos, elevan el folículo y dan a la piel el aspecto conocido como carne de gallina.

Fuente
Biología Humana, Anatomía, Fisiología e Higiene. Págs. 166-168
La Escuela Nueva. Apartado 19092. Madrid (España).
Autor: Mario E. Dihigo y Llanos
Médico Cirujano.