BALANZAS DE PRECISIÓN: - Enciclopedia de Tareas

BALANZAS DE PRECISIÓN:


Son sensibles hasta más allá del miligramo, o sea, que se desvían de un modo apreciable para un peso adicional menor que el miligramo. Van encerradas dentro de una vitrina con el fin de evitar el polvo y el aire. En el interior de la vitrina hay un desecador como el cloruro de calcio, que absorbe la humedad del aire.

Las cuchillas suelen ser de ágata y basculan sobre planos del mismo mineral (muy duro y de poco desgaste). Para evitar el desgaste o la flexión de la parte móvil, cuando la balanza no funciona descansan los brazos sobre una pieza llamada horquilla, que los mantiene fijos. Cuando han de funcionar se les deja libre por medio de un tornillo situado en la parte delantera inferior que se acciona desde el exterior.

Acompaña a la balanza una caja de pesas que contiene pesas cilíndricas de latón hasta 1 gramo, y otras en forma de laminitas de aluminio o platino hasta 1 centigramo. Para apreciar los miligramos o diezmiligramo se dispone de un alambre de platino de 1 cg. De peso, en forma de ángulo agudo, llamado jinetillo (reiter en alemán). Este se coloca encima de uno de los brazos que está dividió en 100 partes iguales, mediante una varilla colocada encima de la cruz y que se acciona desde el exterior por medio de un tornillo situado a la derecha. La división en que se ha colocado el jinetillo nos da el peso que ejerce en diezmiligramos, en virtud de la ley de la palanca.

Fuente:
Física Química, 4to, Autores: Constantino Marcos, Jacinto Martínez
Pedido a Librería S.M. General Tabanera, 39, Madrid (19). Págs. 59-60