martes, 9 de noviembre de 2010

CLASIFICACIÓN DE LOS HUESOS

El Sistema Esquelético está formado por un conjunto de huesos y cartílagos. Constituye aproximadamente el 18% del peso corporal. Los huesos se unen en las articulaciones, lo que les permite moverse conservando una relación significativa entre uno y otro. El Sistema Esquelético desempeña seis funciones básicas:
  • Sostén a los tejidos blandos
  • Protección de los órganos internos importantes
  • Asistencia en el movimiento
  • Homeostasis mineral, especialmente de calcio y fósforo
  • Producción de células sanguíneas
  • Almacenamiento de triglicéridos
El tejido óseo (huesos) es vivo, del tipo interno o endoesqueleto. Crece a medida que el cuerpo lo hace, se adapta a las condiciones de vida del individuo y tiene la capacidad de componerse por sí solo después de una enfermedad o lesión (2). Otros tipos de tejidos que constituyen el Sistema Esquelético son cartílagos, tejido conectivo denso, epitelio, tejido adiposo y tejido nervioso.
Tiene dos partes principales: el Esqueleto Axial, formado por los huesos de cráneo, la columna vertebral y la cavidad torácica; y el Esqueleto Apendicular, formado por los miembros superiores e inferiores.

La Cintura Escapular y la Cintura Pélvica son las partes donde el Esqueleto Axial se une con el Esqueleto Apendicular.

Atendiendo a su forma, los huesos se clasifican en tres grupos: largos, anchos y cortos.

Huesos Largos: Son aquellos en los cuales predomina una dimensión, el largo, sobre las otras dos, el ancho y el grueso. Los huesos largos se encuentran en las extremidades. En todo hueso largo encontramos una porción central, llamada diáfisis y dos extremidades o epífisis.
Ejemplo: el fémur, la tibia, los metacarpianos.

Huesos Planos: Los huesos planos o anchos presentan dos dimensiones, el largo y el ancho, considerablemente mayores que el grueso. Se encuentran en el cráneo y en el tronco.
Ejemplos: el frontal, el occipital, el ilíaco.

Huesos Cortos: En los huesos cortos las tres dimensiones son aproximadamente iguales. Se encuentran en la columna vertebral, el carpo y el tarso.
Ejemplos: una vértebra, el astrágalo, el semilunar.

Clasificación de los huesos según su estructura:

Según su estructura, los huesos pueden clasificarse en hueso esponjoso y hueso compacto. El primero está formado por trabéculas óseas de aproximadamente 0.1 a 0.5 mm. En esas regiones es donde se aloja la médula osea. El hueso compacto está formado por láminas óseas rígidas.Todos los huesos tienen ambos tipos de hueso o tejido. En los huesos largos, el tejido esponjoso tiende a localizarse en las epífisis, mientras que el tejido compacto predomina en las diáfisis. En el caso particular de la bóveda craneal, el hueso esponjoso se conoce como diploe.

Fuentes:
1.Biología Humana, Anatomía, Fisiología e Higiene. Pág. 185.
La Escuela Nueva. Apartado 19092. Madrid (España).
Autor: Mario E. Dihigo y Llanos
Médico Cirujano.

2. http://el-humero.blogspot.com/2010/02/clasificacion-de-huesos.html