EL CONTRABANDO EN SANTO DOMINGO EN EL SIGLO XVII - Enciclopedia de Tareas

EL CONTRABANDO EN SANTO DOMINGO EN EL SIGLO XVII


Los ataques de corsarios y piratas no siempre buscaban robar y destruir ciudades, sino forzar a los pobladores a comprar sus mercancías y abastecerlos de productos.

Dado que España mantenía un estricto monopolio de comercio en América, era ella la única que podía comerciar en Santo Domingo.

Pero España había quedado retrasada en relación con los demás países de Europa al no desarrollar una industria y una agricultura que pudiera suplir las demandas de sus colonias americanas, lo que hacía que sus productos tuvieran generalmente mayor precio que los de otras partes de Europa.

Además, el corso y la piratería se habían extendido en las aguas del Caribe haciendo sumamente peligrosa la navegación a través de ellas. Para poder navegar las aguas del Caribe, España utilizó el sistema de flotas, es decir, grupos de barcos con mucha protección. Este sistema complicó de tal manera los viajes, que se redujo a una vez al año la llegada de barcos españoles a las costas de Santo Domingo.

España no estaba, pues, en capacidad de cumplir con la demanda de productos manufacturados, ni con la oferta de materia prima y productos tropicales de su colonia.

Sería el contrabando, llevado a cabo por ingleses, franceses y holandeses el que supliría esas demandas y lo que revitalizaría la economía y provocaría la ocupación por franceses de la parte Oeste de la Isla.

Fuente:
Sociedad 3. Historia y Geografía de la República Dominicana, Primer Grado, Segundo Ciclo. 3ero Media, Educación Media -Santillana. Pág. 11. Primera edición 2001. © by Santillana, S.A, Editado por Santillana, S.A, Impreso por Editora Corripio. Rep. Dom.