OSIFICACIÓN Y DESARROLLO DE LOS HUESOS


El esqueleto del adulto está formado por huesos que presentan gran dureza. Pero, al principio del desarrollo del organismo, en el feto, el esqueleto está formado por cartílagos.

Se llama osificación a la formación de tejido óseo en el espesor del cartílago. En cada hueso aparecen Puntos de osificación, alrededor de los cuales se va formando el tejido óseo. La osificación completa no termina hasta que se ha efectuado el crecimiento total del esqueleto.

Crecimiento Longitudinal de los Huesos
Los huesos largos presentan zonas de osificación entre la diáfisis y la epífisis. Esas zonas de osificación se llaman cartílagos de conjunción.

Crecimiento en Espesor de los Huesos
Los huesos crecen en espesor gracias a la propiedad que tiene el periostio de formar células óseas. Esa propiedad es tanto más activa cuando más joven es el individuo. Se conoce la rapidez con que se forma nuevo hueso (callo óseo) en las fracturas de los niños. En cambio, en los viejos, la formación de callo es más lenta.

Fuente
Biología Humana, Anatomía, Fisiología e Higiene. Págs. 188-189.
La Escuela Nueva. Apartado 19092. Madrid (España).
Autor: Mario E. Dihigo y Llanos
Médico Cirujano.