PROPAGACIÓN DEL SONIDO - Enciclopedia de Tareas

PROPAGACIÓN DEL SONIDO


Cuando un cuerpo vibra en el seno del aire se produce un fenómeno parecido al que tiene lugar en la superficie de un estanque o de un río cuando se arroja una piedra sobre ella. Se observa inmediatamente una serie de ondas en forma de círculos cada vez mayores que se van extendiendo, y cuyo centro coincide con el punto donde cayó la piedra. Se ven puntos de elevación, llamados crestas, y puntos de depresión, denominado valles.

El conjunto constituye un movimiento ondulatorio, denominándose longitud de onda a la distancia que media entre dos crestas o dos valles sucesivos.

De un modo análogo al sonar una campana, por ejemplo, entra en vibración el bronce de la misma, golpeado por el badajo. El bronce, el vibrar, empuja a las moléculas del aire más próximas, y éstas a las siguientes, produciéndose en unos puntos condensaciones y en otros enrarecimiento del aire. El conjunto constituye las ondas sonoras que se propagan en forma de esferas alrededor del centro productor.

Fuente:
Física Química, 4to, Autores: Constantino Marcos, Jacinto Martínez
Pedido a Librería S.M. General Tabanera, 39, Madrid (19). Pág.67