ENFERMEDADES CUTÁNEAS


Tiña: Los hongos son parásitos vegetales de estructura filamentosa que pueden atacar la piel o los órganos internos del hombre. Entre las enfermedades de la piel producidas por hongos, están la tiña de la cabeza, la tiña favosa y la dematomicosis.

1. La tiña de la cabeza ataca a los niños.
Los cabellos se vuelven quebradizos y sin brillo. La piel presenta costras y pústulas. El cabello puede caer de modo temporal o permanente. Al llegar a la pubertad, aunque la enfermedad no haya sido tratada, tiende a curar espontáneamente.

2. La tiña favosa ataca igualmente el cuero cabelludo y la piel desprovista de pelos y forma costras amarillas que cubren ulceraciones planas.

3. La dermatomicosis se presenta preferentemente en los espacios interdigitales de los pies, aunque puede desarrollarse en las manos, ingles o axilas.

Carate o Pinta:

Es una enfermedad característica de América. Es frecuente en México, Centro y Sudamérica y ataca preferentemente a las razas coloreadas (negros, indios y mestizos).

Los enfermos de carate presentan en las palmas de las manos y en las plantas de los pies unas manchas de color gris azuloso que, con el tiempo, adquieren un color blanco.

El carate es producido por una espiroqueta (bacteria en forma de tirabuzón) análoga a la que produce la sífilis. Se cree que la transmisión se produce por el contacto directo o por insectos chupadores de sangre. La enfermedad cura con los arsenobenzoles y es, en general, una dolencia benigna.

Barros o acné juvenil:

Se presenta corrientemente en la pubertad, a lo que debe su denominación de juvenil. El acné es la infección de las glándulas sebáceas y es más frecuente en las personas de cutis grasiento. La piel de la cara y, a veces, del pecho y de la espalda se cubren de pequeños abscesos.

Las espinillas son producidas por una sustancia de grasa sólida que llena el conducto de las glándulas sebáceas.



Fuente:
Biología Humana, Anatomía, Fisiología e Higiene. Págs. 322-323.
La Escuela Nueva. Apartado 19092. Madrid (España).
Autor: Mario E. Dihigo y Llanos
Médico Cirujano.