ADAPTACIONES A LOS FACTORES BIÓTICOS - Enciclopedia de Tareas

ADAPTACIONES A LOS FACTORES BIÓTICOS


Las relaciones bióticas son las interacciones que se dan entre los organismos de la biocenosis. Están basadas en las respuestas de los organismos a la influencia perjudicial o favorable que ejerce la actividad de los demás organismos.

Las relaciones bióticas pueden ser intraespecíficas o interespecíficas.

• Las asociaciones intraespecíficas o unión entre individuos de la misma especie, como la asociación familiar. En este caso los individuos se unen para el apareamiento, procreación, manutención y protección de la cría (gallo y gallinas). La asociación gregaria está formada por un conjunto de individuos que viven juntos durante un período más o menos largo de tiempo, con el fin de ayudarse mutuamente (bandadas de aves). La colonia, por su parte, está formada por individuos originados por gemación a partir de un mismo progenitor (corales). La sociedad, por último, está formada por un conjunto de individuos jerarquizados entre sí (abejas, hormigas).

• Las asociaciones interespecíficas o relación de individuos de diferentes especies: La depredación es la relación en la que un ser vivo captura a otro y se alimenta de él. Los depredadores presentan adaptaciones anatómicas (garras, dientes puntiagudos, pico ganchudo) adecuadas para la captura, y las presas presentan adaptaciones defensivas (células urticantes, coloraciones miméticas) que facilitan la huida. El parasitismo es el aprovechamiento que un ser vivo (parásito) realiza de otro (hospedero), causándole un efecto negativo (piojos, pulgas). En el comensalismo un organismo se nutre del alimento sobrante de otro sin causarle perjuicio (bacterias). El mutualismo es la relación entre varios individuos de distintas especies para beneficio de ambos (vacas y garzas). La simbiosis, por último, es el mutualismo obligado (liqúenes).

Fuente:
Santillana Media-Biología, 1Curso, Primer Ciclo, SEE. Pag. 99
Ediciones 2005.