FISIOLOGÍA CELULAR


La fisiología es el estudio de las funciones o funcionamiento de los seres vivos. Existen tres tipos de funciones celulares: las funciones de relación, las funciones de reproducción y las funciones de nutrición.

FUNCIONES DE RELACIÓN CELULAR
Las funciones de relación son aquéllas que abarcan procesos de sensibilidad, es decir, de captación de determinadas variaciones del medio ambiente y, posteriormente, de producción de respuestas adecuadas a cada uno de dichos estímulos. Las respuestas pueden ser de dos tipos: dinámicas, cuando se produce aígún movimiento; y estáticas, sí ía céíu-la permanece inmóvil.

• Las respuestas dinámicas se denominan taxias o tactismos. Según la naturaleza del estímulo pueden ser fototaxia (luz), geotaxia (gravedad), termotaxia (temperatura), etc. Según se acerque o se aleje del estímulo, la respuesta se considera positiva o negativa, respectivamente.

Según el tipo de movilidad, se distinguen cinco tipos de movimientos:
— Movimiento flagelar (flagelos).
— Movimiento ciliar (cilios).
— Movimiento ameboideo (seudópodos).
— Movimientos de ciclosis, por ejemplo, el movimiento de los cloro-plastos alrededor de la vacuola.
— Movimiento contráctil, por ejemplo, el debido a las miofibrillas en las células musculares.

• Las respuestas estáticas consisten básicamente en la secreción de sustancias. El ejemplo más conocido es el enquistamiento, que se debe a que la célula segrega una cubierta que la aisla del medio ambiente externo, pudiendo superar así épocas de sequía u otras condiciones adversas.

FUNCIONES DE REPRODUCCIÓN CELULAR
Las funciones de reproducción comprenden los procesos mediante los cuales, a partir de una célula madre inicial, se originan varias células hijas. Existen dos tipos de reproducción celular: la mitosis y la meiosis.

• En la mitosis, o división celular, a partir de una célula madre se originan dos células hijas con el mismo número de cromosomas que la célula inicial.
Antes de iniciarse la mitosis, existe un período denominado interfase, en el que se produce la duplicación de todas las moléculas de ADN y del diplosoma.
Posteriormente, durante la mitosis cada molécula de ADN se condensará formando un cromosoma. La mitosis es la duplicación del ADN de una célula y su posterior división equitativa en dos células hijas.

La mitosis comprende las siguientes fases: profase, metafase, anafase y telofase.

Fuente:
Santillana Media-Biología, 1 Curso, Primer Ciclo, SEE. Pág. 58.
Edición 2005.