TIPOS DE REPRODUCCIÓN ASEXUAL

La reproducción asexual o asexualidad involucra un tipo de reproducción donde la constitución genética de los dos organismos que se producen es idéntica a la del progenitor.

Existen distintos tipos de reproducción asexual entre los que se encuentran la bipartición o simple fisión, la gemación, la fragmentación y la esporulación.

• La bipartición o fisión, es un tipo de reproducción asexual en el que la célula se divide dando origen a dos células genéticamente idénticas entre sí pero de menor tamaño que la inicial. Esta modalidad de reproducción se da principalmente en organismos unicelulares como los protozoos y las bacterias.

En las bacterias, el proceso se denomina fisión binaria transversal, y se caracteriza porque el material hereditario (DNA) de la bacteria, se duplica y luego se separa; y la pared celular se forma en el interior y en sentido transversal.

• La gemación ocurre en organismos unicelulares y multicelulares. En la superficie del progenitor se forma una gema que crece y se estrangula hasta separarse por completo del organismo original. Las células producidas pueden tener vida propia o formar colonias si permanecen unidas al organismo parental. La levadura es un hongo que se reproduce por gemación. La gemación también ocurre en organismos pluricelulares. Un ejemplo de esto lo constituye la hidra. Sobre la superficie corporal de este organismo pluricelular, aparecen abultamien-tos que luego darán origen a nuevas hidras, genéticamente idénticas a su progenitor, pero de menor tamaño.

• La fragmentación. En este tipo de reproducción asexual se origina un nuevo organismo a partir de fragmentos del organismo progenitor. Ésta se da en organismos como las plenarias, que cuando se cortan por la mitad originan un nuevo organismo a partir de cada mitad.

A medida que se asciende en la escala zoológica, esta modalidad de reproducción va desapareciendo, y es reemplazada por mecanismos de regeneración de tejidos dañados. Por ejemplo, una lagartija (Leo-laemus montícola) puede regenerar parte de su cola cuando la ha perdido, la estrella de mar regenera parte del brazo perdido; sin embargo, el hombre tiene menos facilidad para regenerar estructuras dañadas: el crecimiento de uñas, del cabello y la cicatrización son algunos ejemplos.

• La esporulación. Este tipo de reproducción asexual ocurre en organismos que producen esporas, que son células reproductivas capaces de dar origen a un nuevo individuo en plantas, algas y hongos. En algunos hongos hay un saco o esporangio, que contiene las esporas.

Fuente:
Santillana Media-Biología, 1 Curso, Primer Ciclo, SEE. Pág. 122.
Edición 2005.