miércoles, 6 de abril de 2011

EL PRINCIPIO DE ALTERNANCIA

El principio de alternancia regula la sucesión de turnos para el uso de la palabra en la interacción verbal, para lo cual establece las siguientes reglas:

Los turnos deben estar ocupados sucesivamente por diferentes actores.

Habla una sola persona por vez. Cuando esto no se respeta, se producen superposiciones en turnos.

Siempre hay una persona que habla. Si se produce un silencio prologando, decimos que la interacción falla o se interrumpe.

En algunos tipos de interacciones formales, los cambios de turno son coordinados por uno de los participantes. El moderador es la persona que tiene a su cargo dar la palabra a los diferentes interlocutores y organizar los tiempos de cada interlocutor. Sin embargo, en las conversaciones espontáneas los cambios de turno son producto de la negociación entre los participantes, de manera que cuando uno termino su turno otro lo toma.

Esa negociación suele ajustarse a una serie de indicadores implícitos o explícitos que los hablantes pertenecientes a una misma lengua-cultura reconocen y aceptan como normales.

Fuente:
Lengua y Literatura, 2do de Bachillerato, 2do Grado/ 1er Ciclo. Educación Media, Serie Ambar, Santillana. Pág. 42, Editor: Manuel García- Cartagena (Dominicano).