miércoles, 27 de abril de 2011

EL TEXTO DESCRIPTIVO- COMPARATIVO

Los textos descriptivos tienen por finalidad explicar la forma o las cualidades de los seres u objetos. Algunas veces, los rasgos característicos de los seres u objetos permiten agruparlos en clases. Otras veces, se contrastan los elementos comunes de estos seres, objetos o hechos. El texto descriptivo-comparativo tiene por objeto comparar las características de dos o más seres, destacando las semejanzas y las diferencias que hay entre ellos.

¿Cómo se redacta un texto Descriptivo-Comparativo?

Cuando se comparan dos seres o dos objetos, sólo se deben contrastar variables análogas, es decir, rasgos que pertenecen a la misma clase. Podremos, por ejemplo, comparar el tamaño (grande, pequeño), la forma (cuadrado, rectangular), la materia (de vidrio, de metal).

Ejemplo:

Los llanos de Bánica confinan con los de San Juan y Santo Tomé: unos y otros están situados al pie de Serranías: por consiguiente bien regados de ríos y de arroyos. Con todo, los de Bánica son más ardientes que los de San Juan y los naturales de aquellos más robustos y de mejor talla que los de San Juan, en donde el fresco es tal, que casi todo el año se necesita de mucho abrigo, principalmente en la noche.

El texto descriptivo-comparativo se puede esquematizar mediante organizadores que resalten los rasgos comunes y los rasgos diferenciales, o bien mediante organizados que contrasten los distintos rasgos de las realidades que se comparan.

Los textos que tienen estructura de comparación- contraste utilizan conectores que manifiestan semejanzas, es decir, paralelismo (igualmente, del mismo modo, también, de la misma manera, asimismo…) o diferencias, es decir, contraste (en cambio, sin embargo, por el contrario, a diferencia de…).

Fuente:
MANUEL GARCÍA- CARTAGENA (Dominicano). Lengua y Literatura, 2do de Bachillerato, 2do Grado/ 1er Ciclo. Educación Media, Serie Ambar, Santillana. Pág. 149.