ENLACES DE HIDRÓGENO


Los átomos electronegativos (tendencia de atraer electrones) de pequeños tamaños, tales como flúor (F), oxígeno (O) y Nitrógeno (N), forman con el hidrogeno un tipo particular de enlace que se supone estructurado de forma X–H–X. Es decir, un átomo de hidrogeno está virtualmente ligado a dos átomos formando un puente de hidrógeno. Se considera que este puente está constituido por un protón compartido por dos átomos (protón residual del átomo del hidrógeno cuando su único electrón es atraído por un átomo más electronegativo que él). Estos puentes se denominan enlaces de hidrógeno.

La comparación de los puntos de ebullición de diferentes sustancias hidrogenadas sirve para confirmar la existencia de los puentes de hidrógeno. Los enlaces de hidrógeno permiten explicar puntos de ebullición relativamente elevados del HF y el H20 en relación a los demás hidruros formados por los elementos de sus grupos respectivos (VIA y VIIA).

Finalmente, debemos decir que los enlaces de hidrógeno son de gran importancia en los sistemas biológicos. Al observar las proteínas se ve que estos enlaces se forman para establecer puentes entre los átomos de oxigeno y nitrógeno correspondientes a los grupos –CO (carbonilo) y –NH (amino) respectivamente, existentes en las proteínas.

De acuerdo con esto, los enlaces o puentes de hidrogeno influyen en la estructura y, por tanto, en las propiedades de las proteínas.

Los enlaces o puentes de hidrógeno se producen también en el hielo y justifican el hecho observado de que la densidad del hielo es menor que la del agua.

En el hielo, las moléculas de agua deben ocupar posiciones fijas y estructura de la red sólida es consecuencia de las interacciones moleculares extendidas en todo el espacio. Como consecuencia de ello, el volumen ocupado por una masa de agua cuando se congela es mayor que el volumen de la misma masa de agua líquida, razón por la cual el hielo flota en el agua.

Fuente:
Química 2, 3ro de Bachillerato, 1er Curso, 2do Ciclo, Educación Media. Primera Edición 2005.Editora: Claudia Llibre. SEE. Santillana, Serie Ambar. Pág.12