LA DESCRIPCIÓN LITERARIA - Enciclopedia de Tareas

LA DESCRIPCIÓN LITERARIA


La descripción literaria va más allá de la apariencia externa de las realidades descritas, con el propósito de conmover al lector haciéndole reaccionar frente a lo que está leyendo. Para ello, emplea una serie de recursos verbales. Se puede describir a alguien o desde el exterior o desde el interior; hablar de su aspecto físico, o de su personalidad y de algunos de sus rasgos psicológicos; destacar sus virtudes o poner énfasis en sus defectos y en sus vicios. Cuando el énfasis está puesto en rasgo como los sentimientos, las creencias, las virtudes, los defectos y, en fin, todo aquello que conforma la personalidad de un individuo, estamos haciendo una etopeya.

En el momento de escribir una etopeya hay que tener en cuenta:

1. La Forma. La estructura formal de una etopeya es similar a la de cualquier descripción. Es decir, en una etopeya deben aparecer claramente:

1.1 El punto de vista desde donde se hace la descripción y, como consecuencia, una unidad en el uso de los pronombres.
1.2 La organización de los datos, es decir, la definición de criterios para jerarquizar los rasgos de la persona sobre la cual se hace la etopeya (de lo general a lo particular, de arriba abajo, de lo espiritual a lo físico, etc.)

2. El Contenido. En una etopeya se tienen en cuenta estos rasgos:

Manera de ser: Las características que definen a la persona en su actitud frente a la vida.
Valores éticos: Los aspectos relacionados con el comportamiento moral y ético de una persona.
Gustos y costumbres: rasgos referentes a costumbres y gustos que una persona toma de su sociedad, y a los que definen su individualidad.

Fuente:
Lengua y Literatura, 2do de Bachillerato, 2do Grado/ 1er Ciclo. Educación Media, Serie Ambar, Santillana. Pág. 121, Editor: Manuel García- Cartagena (Dominicano).