LAS RESINAS DE INTERCAMBIO IÓNICO


Una valiosa herramienta en el laboratorio y en la industria la constituyen las resinas de intercambio iónico, formadas por una mezcla de aniones y cationes (generalmente macroiones) que funcionan como agentes de intercambio y absorbentes orgánicos.

Los aniones y los cationes de la resina son llamados generalmente macroiones, pues se trata siempre de moléculas gigantescas del tipo del poliestireno, la que se utilizan en forma de la sal del ácido sulfúrico, que es uno de los tipos de resina usados modernamente.

Empacada en columnas a sobrepresión, a través de las cuales se hace pasar el agua cuya dureza se desea eliminar, la resina produce la separación de iones orgánicos e inorgánicos produciendo agua de alta pureza. El agua así tratada recibe el nombre de agua desionizada.

Los intercambiadores iónicos son matrices sólidas que contienen sitios activos (también llamados grupos ionogénicos) con carga electroestática, positiva o negativa, neutralizada por un ion de carga opuesta (contraión). En estos sitios activos tiene lugar la reacción de intercambio iónico.

Fuente:
Química 2, 3ro de Bachillerato, 1er Curso, 2do Ciclo, Educación Media. Primera Edición 2005.Editora: Claudia Llibre. SEE. Santillana, Serie Ambar. Pág.73.