POETAS DE LA MODERNIDAD FRANCESA - Enciclopedia de Tareas

POETAS DE LA MODERNIDAD FRANCESA


Tanto el Clasicismo como el Romanticismo mantuvieron vigente una concepción decorativa de la poesía concebida como “ornamento”. Esta situación comenzaría a cambiar cuando el poeta Charles Baudelaire publicó, en 1857, su libro Las Flores del Mal. En una época dominada por el auge del espíritu positivista, los poetas se oponían a la razón científica, convertida en el nuevo evangelio. Sintiéndose cada vez más desplazados del centro hegemónico que habían ocupado en el orden social, los poetas no tardaron en culpar al cientismo positivista de esta devaluación de su estatuto simbólico. Así, contra la razón científica, el mal de la poesía aparecía como una reivindicación de la libertad subjetiva de artistas y poetas. No en balde, la sociedad y la justicia del Segundo Imperio condenaron al libro de Baudelaire, ya que éste se hallaba en las antípodas del proyecto social y político de la era industrial: La Poesía había comenzado a tener una voz. Y esa voz es la del Mal, por una singular inversión que hace reaparecer, bajo un signo negativo, aquellas potenciales que la razón había rechazado como inquietantes y desintegradoras.

Tras varias décadas de intensa agitación política, la burguesía francesa había logrado desplazar definitivamente a la nobleza e instalarse en el centro del poder político. Así, hacia 1870, el viejo ideal de “Libertad, igualdad, fraternidad” de la Revolución quedó relegado al olvido: los obreros y los artistas se encontraron en las calles cerrando filas en contra de la represión burguesa. Es este el telón de fondo contra el cual debe proyectarse la actitud negativa de algunos de los más prominentes poetas de este periodo. La actividad poética de estos años estuvo dominada por dos tendencias antagónicas:

El Parnasianismo:
Tendencia exclusivamente poética surgida a medidos de 1870 que preconizaba el llamado “arte por el arte”, al desvincularse de la realidad y al reaccionar contra los poetas sociales y la mentalidad estrecha de la burguesía de su época. Sus representantes fueron: Theóphile Gautier, Catulle Mendés, François Coppée, Paul Verlaine, José María de Heredia, Sully Prudhomme y Tristan Corbiére.

El Simbolismo:
Surgido a mediados de 1880 como una emanación de un grupo de poetas que se autodenominan Decadentes, el Simbolismo vinculó a una diversidad de escritores y artistas para quienes la misión del poeta era sugerir las alianzas de sentido por medio de las cuales un ser o un objeto evoca a otro. Estuvo representado por Stephane Mallarmé, Charles Cros, René Ghil, Jules Laforgue y Jean Moréas.

Fuente:
MANUEL GARCÍA- CARTAGENA (Dominicano). Lengua y Literatura, 2do de Bachillerato, 2do Grado/ 1er Ciclo. Educación Media, Serie Ambar, Santillana. Pág. 135.