PRINCIPIO DE OBJETIVIDAD

Los registros y estados contables se basan en los datos más objetivos que se tengan, de modo que aquellos sean precisos y útiles. Este lineamiento es el principio de fiabilidad, también llamado principio de objetividad. Los datos objetivos son verificables. Puede confirmarlos todo observador independiente. Por ejemplo, los $5,000 del préstamo bancario de Harold Nix están sustentados en un pagaré, que es la prueba objetiva del préstamo. En teoría, los registros contables se basan en información que fluye de actividades documentadas con pruebas objetivas. A falta del principio de objetividad, los datos contables se basarían en caprichos y opiniones.

Suponga que quiere iniciar un negocio de aparatos de sonido. Transfiere una pequeña construcción a la empresa para usarla como local. Según sus cálculos, la construcción vale $155,000. A efecto de confirmar dicho valor, contrata a dos valuadores de bienes raíces que calculan su valor en $147,000. ¿Cuál es un cálculo mas objetivo del valor de la construcción? ¿El suyo de $155,000, o el de los profesionales de $147,000? Este último es más objetivo, ya que se sustenta en una observación independiente y fiable. La empresa debe registrar como costo de la construcción el importe de $147,000.

Fuente:
Contabilidad, 5ta Edición, Charles T. Horngren, Walter T. Harrison Jr. Linda Smith Bamber, Pearson Educación ®. Pág. 10, Capítulo I.
ads
 
Copyright © . Enciclopedia de Tareas - Posts · Comments
Theme Template by BTDesigner · Powered by Blogger