domingo, 17 de abril de 2011

TIPOS DE ORGANIZACIONES EMPRESARIALES

Una empresa puede asumir una de tres formas de organización. En algunos casos, los procedimientos contables dependen de la forma que asuma. El estudiante debe entender las diferencias entre estas tres formas: negocio de propietario único, sociedad de diversos tipos y sociedad anónima (Compañía).

NEGOCIO DE ORGANIZACIONES EMPRESARIALES:
Este tipo de empresa tiene un solo propietario, que generalmente es también su administrador. Suponga que el despacho de abogados de Harold Nix se inició como negocio de propietario único. Este tipo de organización es habitual en pequeños establecimientos detallistas o empresas de profesionales, como médicos, abogados y contadores. Desde el punto de vista contable, cada negocio de propietario único se distingue de su dueño: los registros contables del negocio no incluyen los registros financieros del propietario.

SOCIEDADES DE DIVERSOS TIPOS:
Una sociedad es la unión de dos o más individuos como copropietarios. Cada uno de ellos es socio. El despacho de abogados del Sr. Nix podría convertirse en una sociedad si su dueño permitiera el ingreso de un socio. Muchos establecimientos detallistas y algunas organizaciones profesionales de abogados, médicos y contadores son sociedades. Aunque en muchos casos son pequeñas o medianas, en otros son gigantescas, con más de 2,000 socios. En contabilidad, se trata de una sociedad como una organización separada y distinta de los asuntos personales de cada socio.

SOCIEDADES ANÓNIMAS (COMPAÑÍAS) :
Una sociedad anónima es una empresa cuyos propietarios son los accionistas, es decir, las personas que poseen acciones de la organización. Una empresa se convierte en compañía cuando se aprueban sus escrituras constitutivas. Se trata de una entidad legal, una “persona moral” que maneja sus negocios en su propia representación. Al igual que los negocios de propietario único y sociedades de diversos tipos, las sociedades anónimas son organizaciones con existencia separada respecto de sus propietarios.

Las sociedades anónimas difieren significativamente de los negocios de propietario único y de las sociedades en un aspecto muy importante. Si estos últimos dos tipos de organización no pagan sus deudas, los acreedores pueden apropiarse de los activos personales de los propietarios (efectivo y otras pertenencias) para el cumplimiento de las obligaciones de la empresa. Sin embargo, cuando una sociedad anónima se declara en bancarrota, los acreedores no pueden tomar los activos personales de los accionistas. Esta responsabilidad personal limitada de los accionistas, respecto de las deudas de las sociedades anónimas, explica por qué estas últimas son la forma dominante de organización empresarial: las personas pueden invertir en ellas con riesgo personal limitado.

Otro factor importante en el crecimiento de las sociedades anónimas es la división de la propiedad en acciones. Por ejemplo, unos 3,500,000,000 de acciones de “The Coca-Cola COmpany están en manos de numerosos accionistas. Un inversionista sin relaciones personales con la compañía o con otros accionistas puede volverse copropietario mediante la compra de 30, 100, 5,000 o cualquier número de acciones.

Fuente: Contabilidad, 5ta Edición, Charles T. Horngren, Walter T. Harrison Jr. Linda Smith Bamber, Pearson Educación ®. Págs. 8-9, Capítulo I. Contabilidad y Entorno de Negocios.