¿QUÉ ES LA LUZ? - Enciclopedia de Tareas

¿QUÉ ES LA LUZ?


BREVE HISTORIA DE LAS TEORÍAS SOBRE SU NATURALEZA

Sabios de todas las épocas han tratado de responder a esta pregunta.

Los griegos suponían que la luz emanaba de los objetos, y que era algo así como un “espectro” de los mismos, extraordinariamente sutil, que al llegar al ojo del observador permitía verlos.

Pero es Newton quien formula la primera hipótesis seria sobre la naturaleza de la luz. Supuso que estaba formada por pequeños corpúsculos que salían del cuerpo luminoso y que al herir el ojo permitían la observación de los objetos de donde habían partido. Así explicaba el comportamiento de la luz al reflejarse en los espejos y al pasar de un medio transparente a otro, como por ejemplo del agua al aire, casos en que el rayo de luz se quiebra y se desvía de su dirección inicial. Newton sostuvo que la velocidad de la luz era mayor en el medio más denso (agua, en este caso), pues ésa era una consecuencia de su teoría corpuscular.

En la época de Newton vivió Huygens, quien emitió la hipótesis de que la luz era un fenómeno ondulatorio, de naturaleza semejante a la del sonido. La extraordinaria autoridad científica de Newton, entre otras cosas, hizo que la teoría ondulatoria de la luz tuviera que esperar muchos años antes de ser aceptada. Según esta teoría, la velocidad de la luz disminuye al penetrar en el agua, que es lo contrario de lo que se deduce de la teoría corpuscular. Esta contradicción de las dos teorías fue uno de los mayores incentivos que hubo cuando se hallaron procedimientos para medir la velocidad de la luz, pues la experiencia que permitiera determinarla decidiría cuál de las dos teorías era la más acertada. Cuando Fizeau y Foucault lo lograron, comprobaron que la luz se propaga con mayor velocidad en los medios menos densos. Esto resultó el golpe de muerte para la teoría corpuscular de Newton.

La teoría ondulatoria de la luz explicaba todos los fenómenos luminosos conocidos hasta los últimos años del siglo XIX; de ahí que se la considerase como una verdad definitiva. Pero en 1887, el físico Hertz descubrió un nuevo fenómeno luminoso: cuando un cuerpo cargado de electricidad era iluminado, preferentemente con luz ultravioleta, se desprendían de él cargas eléctricas negativas. A este fenómeno se le llamó efecto fotoeléctrico, y su estudio llevó a los físicos a la conclusión, confirmada por experiencias, de que sólo es explicable si se admite que la luz se comporta como si estuviera constituida por corpúsculos. En cierto modo un retorno a la teoría de Newton. Pero lo extraordinario del caso es que los fenómenos luminosos que cimentaron la teoría ondulatoria de la luz no pueden ser explicados admitiendo una naturaleza corpuscular de la misma. Y así es como los físicos de hoy se encuentran ante la curiosa duplicidad del comportamiento de la luz: en algunos fenómenos se revela como ondulatoria y en otros, tan importante como los anteriores, como corpuscular.

Un hombre con los ojos totalmente cubiertos se halla en una habitación iluminada con una lámpara; si bien hay luz, el hombre no la ve, no experimenta la sensación de luz o sensación luminosa. Hay que distinguir, pues dos hechos completamente distintos, que suelen confundirse.

FUENTE:
Introducción a la Física 2, Dr. Ciencias Fisicomatemáticas Alberto P. Maiztegui- Prof. Física Jorge A. Sabato, Editorial Kapelusz, S.A. 1979 7ma Edición, Gráficos Pablo Paoppi e Hijos S.A, Sto. Dgo. 2257/62, Buenos Aires. Págs. 3-4.