sábado, 14 de mayo de 2011

CONCEPTOS Y EVOLUCIÓN HISTÓRICA DE LA FAMILIA

Cuando hablamos de familia, esta se puede definir desde dos puntos de vista. Desde un punto de vista jurídico se define como el grupo de personas unidas por vínculos jurídicos, en la medida y extensión determinada por la ley, que surgen del matrimonio y de la filiación legítima, ilegitima y adoptiva”. Desde el punto de vista social es el grupo social básico creado por vínculos de parentesco o matrimonio presente en todas las sociedades. Idealmente, la familia proporciona a sus miembros protección, compañía, seguridad y socialización.

La familia supone una profunda unidad interna de dos grupos humanos: padres e hijos que se constituyen en comunidad a partir de la unidad hombre-mujer. La plenitud de la familia no puede realizarse con personas separadas o del mismo sexo.

Toda familia autentica tiene un “ámbito espiritual” que condiciona las relaciones familiares; casa común, lazos de sangre, afecto recíproco, vínculos morales que la configuran como “unidad de equilibrio humano y social”.

La familia es el lugar insustituible para formar al hombre-mujer completo, para configurar y desarrollar la individualidad y originalidad del ser humano.

Evolución Histórica:

Conocer la evolución de la familia permite comprender sus roles. Al principio existía endogamia (relación sexual indiscriminada entre varones y mujeres de una tribu). Luego los hombres tuvieron relaciones sexuales con mujeres de otras tribus (exogamia). Finalmente la familia evolucionó hasta su organización actual (monogamia).

La monogamia impuso un orden sexual en la sociedad en beneficio de la prole y del grupo social. Esta función llevó a crear dos elementos que aparecen de modo permanente a través de la historia: libertad amplia de relaciones sexuales entre esposos y el deber de fidelidad.


FUENTE:
Cornelio Leonardo R. 2006. Manual de Educación Moral y Cívica. Pág. 16. Papiros Talleres Gráficos. San Francisco de Macorís, Rep.Dom.