LAS LEYES DE LA REFLEXIÓN


El disco de Hartl es un círculo sobre el cual se ha pegado un papel blanco, y cuyo borde está graduado. Desde uno de los costados, se hace llegar luz rozando la superficie; al iluminar el papel, los rayos se hacen fácilmente visibles.

Coloquemos un espejito perpendicularmente al plano del disco, de modo que su superficie pase por el centro del disco y hagamos llegar al espejo un rayo de luz al que llamaremos rayo incidente; luego de la reflexión, se llama rayo reflejado. El punto del espejo donde se produce la incidencia se llama punto de incidencia; la recta perpendicular al plano del espejo en el punto de incidencia, es la normal; el ángulo formado por el rayo incidente con la normal se llama ángulo de incidencia, y el formado por el rayo reflejado con la norma, ángulo de reflexión

Como el plano del espejo es perpendicular al plano del disco, la normal está contenida en este último, y se observa que también el rayo reflejado está en el plano del disco. Se puede decir, pues:

PRIMERA LEY:
El rayo incidente, la normal y el rayo reflejado están en un mismo plano, perpendicular al espejo, llamado plano de la reflexión.

También se observa, y para eso está graduada la periferia del disco, que siempre, sea cual fuere el valor del ángulo de incidencia, se cumple:

SEGUNDA LEY:
El ángulo de reflexión es igual al ángulo de incidencia.

FUENTE:
Introducción a la Física 2, Dr. Ciencias Fisicomatemáticas Alberto P. Maiztegui- Prof. Física Jorge A. Sabato, Editorial Kapelusz, S.A. 1979 7ma Edición, Gráficos Pablo Paoppi e Hijos S.A, Sto. Dgo. 2257/62, Buenos Aires. Págs. 26-27