viernes, 6 de mayo de 2011

¿QUÉ ES LA MONARQUÍA?

La monarquía es un sistema de gobierno muy antiguo. Es una forma de gobierno en que el poder supremo corresponde a una sola persona (monarca, príncipe o rey), designado generalmente según orden hereditario. El rey es el jefe de Estado en su país. Representa a su nación en el extranjero y es un símbolo para sus ciudadanos.

TIPOS DE MONARQUÍAS

Esta forma de gobierno se clasifica, a su vez, en: Monarquía absoluta y Monarquía constitucional.

a) Monarquía absoluta: fue un sistema de gobierno cuyos monarcas concentraban y ejercían el poder de manera única y sin restricciones, sustentando en los principios de origen divino la herencia y la legitimidad. En esta forma de gobierno el rey gobierno el rey gobierna de manera absoluta. En el pasado, existieron los emperadores y los monarcas absolutos, cuyo poder no tenía límites: hacían lo que les apetecía, y dependía sólo de ellos mismo ser justos o no con su pueblo: empezaban guerras, hacían leyes, creaban impuestos, etc.; gobernaban el país y era los dueños de su riqueza. La voluntad del monarca reinante, era ilimitada.

b) Monarquía Constitucional: Esta está establecida por normas jurídicas que imponen limitaciones a la voluntad del monarca. Puede haber monarquías en países con democracia (como España o Reino Unido) y también en países sin democracia (como Suazilandia). En un país democrático, los reyes hacen tareas de representación (en sus viajes al extranjero, representan al Estado), y firman todas las leyes. Pero deben actuar siempre según les dicte el Gobierno o el Parlamento. No pueden hacer lo que quieran, tienen que obedecer a los representantes del pueblo. Las funciones de los reyes son, sobre todo, simbólicas. Se mantienen en su puesto por tradición, y pueden dar estabilidad al país.

En América latina no hay reyes; pero, en Europa, muchos países democráticos conservaron la monarquía por tradición, como el Reino Unido (Inglaterra). Hoy existen, además de Inglaterra, otros estados con gobierno monárquico democrático, como Dinamarca, Holanda, Noruega, España, Japón y Bélgica.

El hijo primogénito de los reyes (el que nace primero, el hermano mayor) se llama príncipe o princesa; cuando el rey muere o se hace muy anciano, él ocupa el puesto del monarca. Los demás hijos, que no serán reyes a no ser que muera el príncipe, se llaman infantes o infantas. Estas normas se llaman leyes de sucesión.

En algunos países, sólo puede ser rey el primer hijo varón de la reina; es decir, las hijas de un rey nunca podrán ser reinas. En cambio, la reina puede ser cualquier mujer que se case con un príncipe.


FUENTE:
Cornelio Leonardo R. 2006. Manual de Educación Moral y Cívica. Págs. 83-84. Papiros Talleres Gráficos. San Francisco de Macorís, Rep.Dom.