¿CÓMO SURGE UN HURACÁN?

Un huracán se inicia en un área, generalmente sobre mares u océanos, donde las aguas son tibias debido a la persistencia de días bien soleados, cosa que sucede mucho durante los días de otoño, cuando el agua del mar sube a más de 28oC.

En esos parajes se produce una especie de inmensa ampolla migratoria de aire caliente, por lo tanto menos pensado que el normal que la rodea, por lo que ejerce menos presión contra el suelo.

El meteorólogo se alerta, como el chofer cuando ve una luz amarilla en su vía; la mide y diagnostica una depresión barométrica, que puede pasar a ser una simple hondonada, es decir, nada más que una zona donde pesa menos el aire y se desarrollarán seguramente otros meteoros, en especial nubes.

Si la baja persiste y se organizan vientos, éstos comenzarán a soplar hacia el centro, desviándose porque en ellos influye la redondez de la Tierra y su rotación.

La parte central persiste en su baja presión; y los vientos, en girar a su derredor como los niños jugando a la rueda. Ya esto es una depresión.

La depresión no es más que un huracán en sus comienzos.

La depresión se caracteriza por:
1. Bajas presiones de aire (barométrica)
2. Formaciones de nubes (nubosidad)
3. Vientos flojos en círculo (viento ciclónico)
4. Centro con baja presión y calma (vórtice)
5. Calor meloso al cuerpo (alta humedad relativa)

Una depresión es un huracán débil y por consiguiente inofensivo; pero al cual los meteorólogos le prestan toda atención y recelo.

Una depresión o se desorganiza fácilmente, o no se desarrolla más o se organiza más y se desplaza, dejando lluvias escasas, medias o abundantes y nada más.

FUENTE:
Hombres y Huracanes. Fernando Boytel Jambú, Empresa de Producción Gráfica “Urselia Díaz Báez”. 1978. Año del XI Festival. pp. 11-12
ads
 
Copyright © . Enciclopedia de Tareas - Posts · Comments
Theme Template by BTDesigner · Powered by Blogger