ELEMENTOS DE APOYO METODOLÓGICO PARA REALIZAR UNA INVESTIGACIÓN


Se debe responder al nivel de profundidad a que se quiere llegar en el conocimiento propuesto, al método y a las técnicas que han de utilizarse en la recolección de la información para ello se debe abarcar lo siguiente:

Tipo de estudio: El propósito es señalar el tipo de información que se necesita, así como el nivel de análisis que deberá realizar, además deben de tenerse en cuenta los objetivos y las hipótesis planteadas.

Estudios explorativos o formulativos: Tienen como objetivo la formulación de un problema para posibilitar una investigación más precisa o el desarrollo de una hipótesis. El estudio explorativo tiene una utilidad especial y es que permite al investigador formular hipótesis de primero y segundo grado, además el conocimiento adquirido por otros autores y las fuentes de información existentes sobre el problema de investigación ayudan a definir el nivel en el que ha de catalogarse el estudio que se propone.

Estudios descriptivos: Este es un conocimiento de mayor profundidad que el exploratorio ya que se identifica con características del universo de la investigación, se señalan formas de conducta y actitudes del total de la población investigada, se establecen comportamiento concretos y se descubre y comprueba la asociación entre variables de investigación. La mayor parte de las veces se usa muestreo para la recolección de la información y la información se somete a un proceso de codificación, tabulación y análisis estadístico.

Estudios explicativos: Los estudios orientados a la comprobación de hipótesis causales pueden definirse en el nivel explicativo y su realización supone el ánimo de contribuir al desarrollo del conocimiento científico, además los estudios de este tipo implican esfuerzos del investigador y gran capacidad de análisis e interpretación.

El objeto de investigación determina el tipo de método que se va a emplear.

Método de observación: La observación como procedimiento de investigación puede entenderse como el proceso mediante el cual se percibe deliberadamente ciertos rasgos existentes en la realidad por medio de un esquema conceptual previo y con base en ciertos propósitos definidos generalmente por una conjetura que se quiere investigar.

Método inductivo: Es ante todo una forma de raciocinio o argumentación. Por tal razón conlleva un análisis ordenado, coherente y lógico del problema de investigación, tomando como referencia premisas verdaderas.

Método deductivo: Permite que las verdades particulares contenidas en las verdades universales se vuelvan explicitas, esto quiere decir que a partir de situaciones generales se lleguen a identificar explicaciones particulares contenidas explícitamente en la situación general.

Método de análisis: El análisis inicia su proceso de conocimiento por la identificación de cada una de las partes que caracterizan una realidad; de este modo podrá establecer las relaciones causa y efecto entre los elementos que componen su objeto de investigación.

Método de síntesis: La síntesis implica que partir de interrelación de los elementos que identifican su objeto, cada uno de estos pueda relacionarse con el conjunto en la función que desempeñan con referencia al problema de investigación, El análisis y la síntesis son dos procesos que se complementan en el cual el análisis debe seguir a la síntesis, cabe decir que el análisis descompone el todo en sus partes y las identifica mientras que la síntesis.

Otros métodos: El investigador puede señalar otros métodos que crea conveniente, en caso de que no quiera utilizar los anteriores.

Fuentes:
1. www.buenastareas.Net
2.JUAN GUILLERMO GOMEZ REAL. 5000710301, INVESTIGACION 1. UNIVERSIDAD LA GRAN COLOMBIA