MOTORES DE EXPLOSIÓN - Enciclopedia de Tareas

MOTORES DE EXPLOSIÓN


Son aquellas máquinas térmicas en que el calor que ha de transformar en trabajo se obtiene por la explosión de un carburante.

¿Qué son los carburantes?
Son aquellas sustancias que junto con el aire forman una mezcla explosiva que estalla mediante el calor o mediante la chispa eléctrica. Entre ellas están la gasolina y bencina, que se obtienen del petróleo; el benceno, que se extrae de la hulla por destilación seca, y el óxido de carbono, que se obtiene en los gasógenos a partir del carbón. Los motores de explosión más corrientes son los de cuatro tiempos.

1. Admisión.- Por el movimiento adquirido, el pistón P baja y la válvula A, que comunica con el carburador C, se abre. Penetra entonces el carburante en forma gaseosa, mezclado íntimamente con el aire, y llena el cuerpo de bomba.

2. Compresión.- Unidos al pistón van los órganos de transmisión, que transforman el movimiento alternativo de aquél en circular: la beila E y la manivela F. Por inercia de estos órganos y del volante que suelen llevar, el pistón comienza a subir al mismo tiempo que la válvula A se cierra. Con esto la mezcla explosiva se comprime.

3. Explosión.- Llegado el pistón a lo más alto de su carrera, salta una chispa en la bujía b. Esto es suficiente para que explote el carburante, produciendo una gran presión en el pisto y haciéndole bajar. Ente es el tiempo verdaderamente activo, a expensas del cual se producen los movimientos en los demás tiempos. Naturalmente que para empezar hay que provocar el movimiento del émbolo, bien mediante una manivela, como antiguamente, bien mediante un motor eléctrico de arranque que acciona la batería de acumuladores, como se hace modernamente.

4. Expulsión.- Por la inercia del volante el émbolo sube de nuevo, mientras se abre la válvula B que comunica con el tubo de escape D. Así, los gases resultantes de la explosión son expulsados. De ordinario, un motor de explosión lleva cuatro o más cilindros, como el descrito, acoplados a un mismo eje, llamado cigüeñal, cuyo movimiento giratorio producen. Dichos cilindros se combinan de modo que sus tiempos alternen, lo que permiten una mayor potencia y regularidad del movimiento.

Al cigüeñal se acoplan piñones que producen la apertura oportuna de las válvulas y la producción de la dicha eléctrica en el tercer tiempo.

Los motores de explosión encuentren gran aplicación en automóviles, aviones, tractores, motonaves, etc.



Fuente:
Física y Química, 4to, Autores: Constantino Marcos, Jacinto Martínez
Pedido a Librería S.M. General Tabanera, 39, Madrid (19). pp. 145.