EL COLOR DE LOS CUERPOS - Enciclopedia de Tareas

EL COLOR DE LOS CUERPOS


El color de un cuerpo depende de las radiaciones que emite, esto es, de las que no absorbe. Así, un cuerpo de color rojo absorbe todas las radiaciones que recibe, menos el rojo, que es el que emite y llega al ojo del observador.

Un cuerpo blanco emite todas las radiaciones luminosas que recibe y no absorbe ninguna. En cambio, un cuerpo negro absorbe todos los colores que recibe y no emite ninguno.

El color de un cuerpo es, por tanto, una cualidad relativa, no absoluta: depende de la clase de luz que ese cuerpo reciba. Así, un objeto de color verde parece negro cuando se le introduce dentro de una habitación iluminada con luz roja. En efecto, dicho objeto absorbe el rojo, y al no recibir ninguna otra radiación, no emite ninguna.

Por esto también con la luz artificial nos parecen los cuerpos de una tonalidad algo distinta que con la luz natural.

En general el color de un cuerpo es distinto según se le mire por transparencia, o por reflexión. El color de un cuerpo transparente, visto al trasluz, corresponde a los colores que no absorbe al ser atravesado por un haz luminoso.

El color por reflexión de un cuerpo que está iluminado resulta de los colores que refleja y difunde.



FUENTE:
Lic. Ciencias Físicas Constantino Marco, S.M,*/ Dr. Ciencias Exactas Jacinto Martínez, S.M. Física y Química Cuarto Curso. pp. 166-167 Ediciones S.M, General Tabanera, 39, Madrid-19.