CONSEJOS PARA UNA BUENA RELACIÓN DE PAREJA.


Para tener una buena relación de pareja hay que tener en cuenta mucho puntos, sobretodo a la hora de convivir con alguien, tenemos que darnos cuenta que en el momento que se forma una pareja nuestra vida cambia, debemos compenétranos para tener una relación lo más óptima posible.
A continuación veremos algunos puntos importantes a tener en cuenta en toda relación.

Como bien sabemos, somos seres individuales y cada uno de nosotros tenemos nuestro pasado, nuestras costumbres, familia, recuerdos, amigos, manías…
Cuando el amor llama a nuestra puerta parece que no somos capaces de ver que nuestro ser amado tiene no solo virtudes, sino también defectos, ya que todos somos seres humanos, y muchas veces cuando el tiempo pasa parece que nos sorprenden esas manías que probablemente parece que han surgido de la nada, pero no, eso no es así ya estaban ahí lo que ocurre es que el amor no dejaba ver. Cuanto antes asimilemos estos pequeños detalles, mejor será para nosotros. Este mismo trabajo tiene nuestra pareja. Pero no hay que asustarse porque normalmente son pequeñas cosas que se pueden resolver con facilidad.

A medida que la pareja se consolida, los miembros de la misma deben tomar decisiones en común y en este punto es donde pueden aparecer temas de tipo familiar, es decir, muchas veces la familia de alguno de los miembros quiere seguir teniendo una parte lo suficientemente grande como para influenciar a la pareja y esto puede llegar a originar problemas.

Debemos dejar claro que las decisiones de pareja se toman por los miembros de la pareja, que no pueden seguir involucrándose de forma obligada. Los padres pueden dar su opinión sobre algún tema determinado pero la pareja no puede llegar a convertirse en una marioneta de estas decisiones ya que si no estará manipulada y siempre será más fácil que los miembros de la pareja sepan lo que es bueno para ellos que personas que se encuentran fuera de ella. Esto no significa que debamos dejar de hablar con nuestros familiares, si no saber separar sentimientos.

El tema de compartir también es algo que se debe llevar hasta último término, es decir, debemos aprender a compartir las cosas de este modo si en nuestra vida aparecen problemas o algún tipo de crisis, será mucho más fácil resolverlo entre los dos que uno solo. La carga será menor si la compartimos. Cuando los problemas llaman a la puerta deberemos afrontarlos juntos, nunca huir de ellos porque aparecerán nuevamente hasta que consigamos resolverlo, por ello cuanto antes nos enfrentemos a ellos, antes desaparecerán, además será una buena lección para aprender.

La comunicación es algo muy importante y suele ser una de las primeras cosas que falla, si mantenemos una comunicación fluida con nuestra pareja todo será mucho más fácil. Si te enfadas con tu compañero será más fácil que le digas abiertamente qué es lo que te ha molestado a que esperes a ver si descubre qué te ocurre, ya que probablemente no acertará nunca. Simplifica problemas con la comunicación, además esto hará que estéis más compenetrados y la complicidad entre vosotros aumentará de forma exagerada.

Pero no se nos puede olvidar la individualidad de cada uno, comparte, pero pon límites para poder tener una autonomía y dependencia, es decir, ser uno en cuestión de pareja pero sin olvidar que está formada por dos seres individuales que tienen necesidades.

Por que un miembro de la pareja salga solo a tomar un café con un amigo no implica necesariamente que nos quiera menos, si no que necesita su intimidad, quizá el amigo/a quiera contarle algo personal y no tenga la suficiente confianza ni la obligación de contárnoslo a nosotros por el mero hecho de ser la pareja de su amigo/a.

Fuente Artículo:
Consejos para una buena relación de pareja.
http://psicologia.costasur.com