¿QUE ES EL EQUILIBRIO ECOLÓGICO?

Es el resultado de la interacción de los diferentes factores del ambiente, que hacen que el ecosistema se mantenga con cierto grado de estabilidad dinámica. La relación entre los individuos y su medio ambiente determinan la existencia de un equilibrio ecológico indispensable para la vida de todas las especies, tanto animales como vegetales.

Los efectos más graves han sido los ocasionados a los recursos naturales renovables: El Agua, El Suelo, La Flora, La Fauna y El Aire.

El gran desarrollo tecnológico e industrial ha sobrepasado la capacidad de la naturaleza para restablecer el equilibrio natural alterado y el hombre se ha visto crucial comprometido.

El mayor problema de las comunidades humanas es hoy en día la basura, consecuencia del excesivo consumo. Los servicios públicos se tornan insuficientes y la cantidad de basura como desecho de esa gran masa poblacional adquiere dimensiones críticas y ha perturbado los ecosistemas.

Los desperdicios de los alimentos y materias orgánicas contenidos en la basura, constituyen un problema de salud porque son criaderos de insectos, responsables de la transmisión de enfermedades como Gastroenteritis, Fiebre Tifoidea, Paludismo, Encefalitis, etc...; atrae las ratas que intervienen en la propagación de la Peste Bubónica, el tifus, Intoxicaciones Alimenticias y Otras.

En ecología se estudia la necesidad de resguardar el equilibrio ecológico, para lo cual se busca el establecimiento de los factores que determinan la vida, fenómeno dialéctico cuya organización y desarrollo solo es posible mediante el equilibrio entre lo orgánico y lo inorgánico.

Sobre la base de determinar los factores que inciden contra el equilibrio ecológico, para contrarrestarlos, es el enunciado final de todo nuestro estudio.Cuando se habla de equilibrio ecológico, debe distinguirse entre los ecosistemas naturales no intervenidos por el hombre y las zonas donde necesariamente, el hombre debe realizar sus actividades que conducen a la perturbación total o parcial de los ecosistemas naturales.

En el primer caso, diremos que hay equilibrio ecológico cuando el balance neto de sales minerales, agua y CO2, o sea, las cantidades de estas sustancias que entran y salen del ecosistema; son similares. Por lo general, hay una cierta pérdida neta de nutrientes que puede ser sustituida por la meteorización de los minerales constituyentes del sustrato, donde el ecosistema se desarrolla.

En el caso de la energía, hay un flujo unilateral; es decir, se gasta energía inevitablemente para mantener el ecosistema funcionando; por ello, el equilibrio ecológico en términos energéticos, se entiende más bien como que la distribución de la energía solar en el ecosistema es tal, que se alcanza un balance entre las pérdidas por respiración; o sea, energía de mantenimiento y crecimiento y las ganancias por fotosíntesis; es decir, del proceso que transforma parte de la energía radiante insidente, en compuestos orgánicos ricos en energía, que sirven de alimentos a los estratos consumidores del ecosistema.

En los ecosistemas naturales, el equilibrio ecológico se manifiesta también, como un control múltiple entre las poblaciones distintas que constituyen el ecosistema; es decir, las poblaciones de herbívoros están controladas por la disponibilidad de compuestos ricos en energía, suministrados por los productores primarios. Así mismo, por ejemplo, las presas de los carnívoros regulan el tamaño de la población de los carnívoros mismos; en otras palabras, si se reduce la población de presa, obligatoriamente tendrá que reducirse la población de los carnívoros que se alimentan de ella.

Así mismo, si incremento exageradamente la población de carnívoros, se producirá una reducción del tamaño de la población de presa que, a la larga, redundará en una muerte acelerada de la población de los carnívoros. De esta manera, se controlan ambas poblaciones, ninguna de las cuales puede crecer hasta magnitudes que perturben el funcionamiento y la distribución de energía dentro del ecosistema.
Los ecosistemas intervenidos por el hombre, se desequilibran con una perturbación del ecosistema, bien sea por la reducción del estrato productor, por la introducción de sustancias extrañas tóxicas que eliminan selectivamente ciertas especies, etc., que conduce a un desbalance entre entrada y salida de nutrientes, o a la acumulación de materia orgánica y energía que se vea desplazada en la dirección de pérdida masiva de nutrientes o reducción de la productividad y la aparición de plagas y enfermedades que de otra manera estarían controladas en el ecosistema natural.

Esta perturbación introducida por el hombre, es multiplicada en las sociedades modernas por la utilización intensiva de una fuente de energía adicional, como son los combustibles y otros productos derivados del petróleo y los fertilizantes. Este suplemento de energía, permite aumentar la producción de alimentos, fibra, etc., en un sitio dado de la corteza terrestre.

Para evitar que esta intervención humana produzca desequilibrios indeseables, debe invertirse energía en la recirculación y tratamiento de los productos de la actividad humana. Por ejemplo, el uso extensivo de fertilizantes solubles e irrigación en la agricultura, trae como consecuencia que las aguas que escurren de la superficie agrícola, vayan cargadas de nutrientes minerales y que creen condiciones especialmente favorables para el desarrollo de plantas acuáticas en ríos y lagos adyacentes. El desarrollo excesivo de estas plantas, incide negativamente sobre el uso de esas aguas, por ejemplo, con la llamada eutrofización de los lagos, o por impedir la navegación por ríos. Si se diseñan sistemas que permitan recircular los nutrientes utilizados en la agricultura, éstos podrían ser reutilizados en los cultivos y además, impediría el desarrollo de las malezas acuáticas. Lo mismo podría decirse respecto al tratamiento de 1as aguas servidas en las ciudades.

FUENTES:
1. Contaminación Ambiental (2012) . El Equilibrio Ecologico. Recuperado el 22 de V de 2012. http://contaminacion-ambiente.blogspot.com/2006/10/el-equilibrio-ecologico.html

2. Página Ecológica. (2011) . El Equilibrio Ecologico. Recuperado el 22 de V de 2012. http://www.venecologia.com/Equilibrio%20ecologico.htm