EL ORIGEN DE LA VIDA

En la edad media perduraba la idea expuesta por Aristóteles acerca de la generación espontanea. Es decir, que los seres vivos podían surgir de seres o circunstancias ajenas a la existencia de uno progenitores semejantes a ellos. 

Así se creía que las lombrices se forman en el lodo o que los cadáveres originan gusanos. Incluso, en el siglo XVlll, van Helmont publicó una receta para producir ratones a partir de trapos viejos y unos granos de trigo.

A pesar de que numerosos científicos de los siglos XVll y XVlll negaban la generación espontánea, no fue hasta 1862 cuando Louis Pasteur demostró, de forma contundente, la falsedad de esa teoría.

Hasta la última mitad del siglo XlX, la sociedad científica era creacionista y consideraba que la ciencia no tiene nada que decir en cuanto a la creación divina de todos y cada uno de los seres vivos.

Ya entrado el siglo XX, muchos científicos empezaron a investigar sobre el origen de la vida, y las primeras hipótesis se enunciaron apoyadas en el principio del actualismo.

Tomado de: Biología 3, Educación Media.            

ads
 
Copyright © . Enciclopedia de Tareas - Posts · Comments
Theme Template by BTDesigner · Powered by Blogger