EL RÉGIMEN LOUVERTURIANO

El triunfo de Toussaint frente a Rigaud abrió un nuevo periodo de la revolución. Los dirigentes de los antiguos esclavos obtuvieron el poder político de toda la colonia.

La autonomía política y económica del régimen de Toussaint favoreció enormemente la prosperidad de la colonia, la libertad general de los negros y asimismo la creencia de estos que trabajarían para beneficio propio.

La constitución de Toussaint, promulgada el 7 de julio de 1801, recogió las concepciones económicas que sirvieron de base a su régimen. El artículo 1 estableció que Saint-Domingue seguiría siendo una colonia francesa. El Art. 3 abolió la esclavitud y declaró que todos los negros, mulatos y franceses nacidos en la colonia eran hombres libres.

En octubre de 1801 estallaron las rebeliones campesinas contra el régimen de Toussaint y nuevamente los negros masacraron a los propietarios blancos del Norte.

Al quedar España vencida en la guerra, los representantes de Carlos IV y de la Convención Nacional, firmaron en la ciudad suiza de Basilea un Tratado definitivo de Paz, conocido en nuestra historia como Tratado de Basilea. En virtud de las disposiciones de sus artículos II, V y IX, Francia restituyó a España todas las plazas, territorios y países que conquistó y el rey de España, a cambio de esas restituciones, por si y sus sucesores, cedió y abandonó en toda propiedad a la República Francesa la parte española de la isla de Santo Domingo.

Francia, entonces, abrumada militar y políticamente, no pudo tomar inmediata posesión de Santo Domingo. El 4 de enero de 1801, Toussaint penetró en territorio del Santo Domingo español al frente de más de 20,000 hombres. Sus primeras medias fueron proclamar la libertad de los esclavos de la parte oriental de la isla y una amnistía general a favor de los españoles.

Toussaint se ganó el apoyo de las masas populares, no solamente con la declaración de la libertad general de los esclavos, que eran más de 24,000, sino también al permitir al acceso a los cargos públicos, al ejercito y al gobierno de los cabildos, de los mulatos o mestizos- dos cuartas partes de la población total.

Sus medidas económicas trajeron prosperidad al Santo Domingo Español y le ganaron el apoyo de los terratenientes y comerciantes. Este apoyo de la mayoría de los sectores de la sociedad colonial quedó de manifestó cuando en enero de 1802 regresó a la ciudad de Santo Domingo y fue objeto de una acogida apoteósica.

Fuente:
Viaje al Centro de la Historia, Curso Audio Visual de Historia Dominicana, de Jimmy Sierra, Cap.2.
ads
 
Copyright © . Enciclopedia de Tareas - Posts · Comments
Theme Template by BTDesigner · Powered by Blogger