LA EXPERIENCIA DE STANLEY MILLER

Después de la Segunda Guerra Mundial, el profesor de química americano Harold Urey, defensor de la teoría de la sopa caliente, dedicó sus esfuerzos al estudio del origen de la vida. Acorde con la opinión generalizada de los científicos de la época, supuso que el origen de la vida se dio en una atmosfera primitiva (que el comparaba con la de Júpiter), rica en dióxido de carbono, agua, metano y amoniaco.

En 1953, un estudiante del equipo del profesor Urey que preparaba su doctorado, Stanley Miller, reprodujo las condiciones primitivas. En un circuito cerrado, introdujo una mezcla de agua, amónico, metano e hidrogeno. Así representaba los componentes de la atmósfera primitiva y de los océanos. Interpuso en el circuito unos electrodos de Wolframio para generar una descarga eléctrica.

A lo largo de varios días sometió la mezcla a descargar eléctricas. Esta paso de incolora a tomar un color rosado, y al analizarla observó que habían obtenido aminoácidos (glicina y alanina), es decir, moléculas orgánicas capaces de formar materia viva.

Así se demostraba que de bajo los supuestos de la sopa caliente se podrían haber originado sustancias orgánicas que, el evolucionar, daría lugar a la propia vida.

Tomado de: Biología 3, Educación Media.         
ads
 
Copyright © . Enciclopedia de Tareas - Posts · Comments
Theme Template by BTDesigner · Powered by Blogger