sábado, 14 de julio de 2012

LAS VITAMINAS

Las vitaminas son substancias orgánicas necesarias para el perfecto equilibrio de las funciones vístales, pero no son producidas por el organismo humano, por lo cual deben ser ingeridas a través de los alimentos que las contienen. Poseen una composición muy variada, y actúan como sustancias biocatalizadoras de los complicados procesos químicos que tienen lugar en el seno de la materia viva.   
La falta o deficiencia vitamínica en las reacciones ocasiona serias perturbaciones en los organismos denominadas hipovitaminosis, ya que en la práctica tales enfermedades obedecen no a la falta total de vitaminas, sino a una notoria disminución en su aporte alimenticio. Se dividen en liposolubles (solubles en las grasas o en los disolventes de éstas) e hidrosolubles (solubles en el agua).

Clasificación de las vitaminas

Las principales vitaminas son las siguientes:
     
     ·   La vitamina A, antixeroflálmica, antiinfecciosa o retinol (C20H29OH) es un    lípido isoprenoide derivado de la carotina, que forma parte de los pigmentos visuales, siendo esencial para el crecimiento normal y el mantenimiento del tejido epitelial. Se encuentra en productos vegetal ricos en carotenoides como tomate, zanahoria, pimientos, lechuga o productos de origen animal, como en el aceite de hígado de bacalao, la yema de huevo, la leche y la mantequilla.

     ·    La vitamina B (complejo B) comprende más de 25 vitaminas, muchas de las cuales actúan como coenzimas, siendo hidrosolubles. Entre las vitaminas del complejo B tenemos la siguientes: B1, B2, B3, B6, B12, y la niacida, y se encuentran en las legumbres, berros, leches, levaduras, hígado, huevos, pescados, frutos secos, algas marinas, hongos,…   

Las vitaminas del complejo B intervienes en diferentes procesos orgánicos, previendo complicaciones y enfermedades, por ejemplo: actúan en el metabolismo oxidativo de glúcidos y lípidos, protegen el sistema nervioso y circulatorio; evitan fisuras, erupciones y costras en el metabolismo de los aminoácidos, en la síntesis de neurotransmisores, en la transferencia de los grupos carboxilos, en la síntesis del ADN.

     ·   La vitamina C (ácido ascórbico o vitamina antiescorbútica) que es hidrosoluble y la única vitamínica que actúan aislada, sin enzima. aparece en frutas como limón, naranjas, cerezas, piñas. Es un potente antioxidante que protege a las células del ataque de cáncer, actúan también en las síntesis de colágeno, favorece la absorción del calcio y el hierro, disminuye los niveles de colesterol y estimula las defensas naturales del organismo.

     ·   La vitamina D (antirraquítica o calciferol) es liposoluble y se encuentra principalmente en alimentos de origen animal, como aceites de hígado de pescado (bacalao), yema de huevo, mantequilla,… a veces penetra en la piel del organismo en forma de provitamina, y se transforma  en vitamina por acción de los rayos ultravioleta (baños de sol).

La vitamina D interviene en el metabolismo del calcio y del fosforo, facilitando su absorción intestinal y su fijación en los huesos y dientes para una correcta calcificación de los mismos.

     ·   La vitamina E (tocoferol, antiestéril) es liposoluble y evita la oxidación de las membranas biológicas producida por los radicales libres, además protege a ciertas vitaminas y elementos de la destrucción.

Esta vitamina cumple funciones importantes en el metabolismo  del hígado, del tejido muscular y de la función reproductora, y en la formación de colágeno y de la elastina.

La vitamina E se encuentra en el germen de las semillas de cereales, aceites vegetales, yema de huevo, mantequilla, aguacate, batata, espárragos.

     ·   La vitamina K (antihemorrágica o naftoquinona), es liposoluble y se encuentra principalmente en las partes verdes de plantas como espinacas, coles, alfalfa, así como en tomates, aceites vegetales, el tocino, y el hígado de cerdo. no es esencial tomarla en la dietas, ya que las bacterias intestinales son capase de sintetizarla.

La vitamina K participan en la formación de protrombina y su definición ocasiona hemorragias por disminución del poder de coagulación de la sangre.

Tomado de: Química 3, la química del carbono y sus aplicaciones, cuarto de bachillerato, 2do. Curso/segundo ciclo, Santillana/educación media.