PLANTAS TALOFITAS - Organismos Pluricelulares - Enciclopedia de Tareas

PLANTAS TALOFITAS - Organismos Pluricelulares



Las talofitas son organismos pluricelulares que estructuralmente tienen ausencia de hojas, tallo y raíz. Constituyen un grupo polifilético (que no proviene de un ancestro común inmediato, sino de varios) de organismos que tradicionalmente se describe como "plantas inferiores", con talo. Eran una extinta división del Reino Vegetal, la Thalophyta (o Talobionta) que incluían hongos y algas, líquenes y bacterias y de vez en cuando la Myxomycophyta.

Ellas se denominan a veces "plantas talosas", en oposición a las plantas vasculares. En el s. XIX, Stephan Ladislaus Endlicher (botánico austríaco) separó el Reino Vegetal (equivalente al Reino Plantae) en talofitas y cormofitas (plantas vasculares) en 1836. Las talofitas se conocen como el Thallogenas según John Lindley, un botánico Inglés en la Siglo XIX. Asimismo, las Cormophytas también son conocidas como Cormogenas según el sistema de Lindely. el término fue utilizado en antiguas clasificaciones que comprenden lo que hoy es un ensamble heterogéneo de organismos sin semillas y sin flores: algas, bacterias, hongos y líquenes.

Entre las plantas, como entre los animales, hay seres unicelulares y seres pluricelulares.

Las plantas pluricelulares están formadas por muchas células, que generalmente Están diferenciadas formando diversos tejidos.

Pero hay un grupo de plantas que, aunque son pluricelulares, no tienen las células diferenciadas, y, por tanto, no tienen tejidos ni órganos. Tales plantas se denominan talofita porque su aparato vegetativo consta de una masa de células semejantes, el talo.

Las plantas talofitas forma tres grupos de plantas muy importantes: Algas, Hongos y líquenes.

  • Las algas son talofitas con clorofila.
  • Los hongos son talofitas sin clorofila.
  • Los líquenes son la asociación simbólica de un alga y un hongo.

Algas

Las algas son talofitas con clorofila. Un alga es un organismo con capacidad de realizar la fotosíntesis y obtener el carbono orgánico con la energía de la luz del sol, diferente de una embriofita o planta terrestre. Casi siempre viven en un medio acuático (alguna excepción colonizó la superficie terrestre, pero no de la forma espectacular en que lo hicieron las embriofitas) y pueden ser unicelulares o pluricelulares. En la definición moderna del término se incluye solo organismos eucariotas. Esto incluye a las algas verdes (que se suelen clasificar entre las plantas), las algas pardas (que son protistas), las algas rojas (que se pueden clasificar entre las plantas o entre los protistas según el criterio que se tome) y varios grupos de protistas unicelulares o multicelulares que forman de parte del fitoplancton (por ejemplo, dinoflagelados, diatomeas, haptofitas, criptofitas, etc). Las cianobacterias son fotótrofas pero son procariotas (bacterias), aunque algunos autores las incluyen en el término.

Hongos

Los hongos son talofitas sin clorofila. En biología, el término fungi (latín, literalmente "hongos") designa a un grupo de organismos eucariotas entre los que se encuentran los mohos, las levaduras y las setas. Se clasifican en un reino distinto al de las plantas, animales y protistas. Esta diferenciación se debe, entre otras cosas, a que tienen paredes celulares compuestas por quitina, a diferencia de las plantas, que contienen celulosa. Se ha descubierto que organismos que parecían hongos en realidad no lo eran, y que organismos que no lo parecían en realidad sí lo eran, si llamamos "hongo" a todos los organismos derivados del que ancestralmente adquirió la capacidad de formar una pared celular de quitina. Debido a ello, si bien este taxón está bien delimitado desde el punto de vista evolutivo, aún se están estudiando las relaciones filogenéticas de los grupos menos conocidos, y su lista de subtaxones cambió mucho con el tiempo en lo que respecta a grupos muy derivados o muy basales.

Los hongos se encuentran en hábitats muy diversos: pueden ser pirófilos (Pholiota carbonaria) o coprófilos (Psilocybe coprophila). Según su ecología, se pueden clasificar en cuatro grupos: saprofitos, liquenizados, micorrizógenos y parásitos.

Líquenes

Los líquenes son la asociación simbólica de un alga y un hongo. Los líquenes son organismos que surgen de la simbiosis entre un hongo llamado micobionte y un alga o cianobacteria llamada ficobionte.

De acuerdo con el carácter de esa asociación, se pueden distinguir numerosos tipos estructurales de líquenes: desde los más simples, donde hongo y alga se unen de forma casual, a los más complejos, donde el micobionte y el ficobionte dan lugar a un talo morfológicamente muy diferente a aquel que forman por separado, y donde el alga se encuentra formando una capa bajo la protección del hongo.

Los líquenes son organismos pluricelulares, excepcionalmente resistentes a las condiciones ambientales adversas y capaces, por tanto, de colonizar muy diversos ecosistemas. La protección frente a la desecación y la radiación solar que aporta el hongo y la capacidad de fotosíntesis del alga confieren al simbionte características únicas dentro de los seres vivos. La síntesis de compuestos únicamente presentes en estos organismos, las llamadas sustancias liquénicas permiten un mejor aprovechamiento de agua, luz y la eliminación de sustancias perjudiciales.

En las talófitas más complejas pueden aparecer estructuras similares (análogos) a las del cormo (raíz, tallo y hojas), pero estructuralmente diferentes (rizoides, cauloides y filoides), resultado de fenómenos de convergencia evolutiva (análogos pero no homólogos). Puede aparecer en estos casos cierta diferenciación de tejidos y son denominados talos hísticos.