lunes, 16 de julio de 2012

PRUEBAS DE LAS EVOLUCIÓN

Las pruebas de la evolución orgánica son tal decisivas que nadie enterado de sus bases científicas pueden dudar de que las nuevas especies derivaron de otras antecesoras por descendencia con modificaciones. La presencia de fósiles es directa de la evolución orgánica, y brinda detalles de las relaciones evolutivas de varias líneas de descendencia.

Incluso si no existiera el registro notablemente detallado de los fósiles, estudios de anatomía, fisiología y bioquímica de las plantas y animales  modernos, su desarrollo y citogenética, y la forma como están distribuidos sobre la superficie de la Tierra, proporcionarían la demostración categórica de que ha tenido lugar una evolución orgánica.

Tomado de: Biología Moderna 4, Cuarto Curso Educación Media.