LA HORMIGA ROJA


Entre la gran variedad de especies de hormigas citaremos la hormiga roja.

Morfología:

La hormiga roja en un insecto social con polimorfismo sexual: reyes, reinas y obreras.

Su cuerpo consta, como el de todos los insectos, de cabeza, tórax y abdomen, unidos por finos pedúnculos.

Se diferencia de la abeja:
-Por el color rojizo y por ser más fina y pequeña.
-Por la boca, que en la hormiga es enteramente masticadora.
-Por el abdomen; que es pedunculado y no lleva aguijón, pero si glándula venenosa (con ácido fórmico). Lanza su veneno a veces hasta 50 cm.

Biología:

-La hormiga roja viven en los bosques, en grandes hormigueros formando por broza, pajitas y piedras. Y con  muchas cámaras en su interior. Se reúnen 100.000 a 300.000 habitantes, la mayoría obreras. En verano miles de hormigas recogen su alimento caminado siempre por senderos propios.

-Las hormigas rojas viven casi al día y solo hacen provisiones de alimento para el caso de mal tiempo, pero no para el invierno. Al llegar el frío su actividad se paraliza y caen en el sueño invernal, como los demás insectos.

-Su alimentación es variada:
-Chupan el néctar de las flores o el jugo  de las frutas bien maduras;
-Chupan también, con fruición, el líquido azucarado que arrojan los pulgones de las plantas;
-Recogen larvas, insectos muertos, etc., a los que mastican e insalivan, chupados después el jugo que resulta.

-En primavera les salen las alas hembras pierden y a los machos y realizan el viaje nupcial. Después los machos mueren y las hembras pierden sus alas y forman nuevos hormigueros, o son capturadas por las obreras y llevadas a un hormiguero ya formado, donde viven diez o doce años prisioneras poniendo huevos.

Las reinas, en número de 3 a 50, permanecen inmóviles en sus cámaras poniendo  un huevo cada dos o tres minutos.

Las obreras los transportan a las cámaras de incubación, donde sales las larvas, pequeños gusanitos inmóviles. Después de varias mudas, se encierran en un capullo tomando forma de granos de arroz. Vulgarmente se llaman huevos, pero son las ninfas o pupas. Las mismas obreras les rompen la piel para que salgan las jóvenes hormigas. De los huevos fecundados sales hembras; de los no fecundados, machos.  

Tomado de: Ciencias Naturales N.°4, Disesa Hostos 202.
Esta imagen fue tomada de: aimdigital.com.ar